The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Economía

El coronavirus duplica las aseguradoras en pérdidas: el 12% sufre números rojos

Veinticuatro compañías obtuvieron un resultado negativo en 2020, hecho que presiona para que haya una concentración en este sector tan atomizado

El coronavirus duplica las aseguradoras en pérdidas: el 12% sufre números rojos

Unsplash

La crisis del coronavirus ha duplicado las aseguradoras que sufren pérdidas en España. Aunque el sector goza en general de buena salud y ha demostrado que es capaz de sobrevivir a cualquier situación adversa, 24 compañías cerraron el año de la COVID-19 (2020) en números rojos, de acuerdo con las cifras publicadas recientemente por la Dirección General de Seguros (DGS) consultadas por THE OBJECTIVE.

El número de empresas cuyo resultado es negativo representa el 12% del total de las algo más de 200 sociedades y mutuas que ofrecen pólizas y productos de protección social en nuestro país. En su mayor parte son pequeñas firmas, con un volumen de negocio poco significativo para el conjunto del sistema, que no han podido esquivar los rigores de la incertidumbre generada en el segmento de vida, principalmente, y en el empresarial, y por ello, los agujeros no son elevados. Las pérdidas de otras no obedecen a la pandemia, sino que se deben a que son sociedades de nueva creación y, por tanto, sus gastos son mayores a sus ingresos.

De las 24 aseguradoras en números rojos, 13 han entrado en esta situación después del estallido del coronavirus, ya que el resto ya venían arrastrando serios problemas para ser mínimamente rentables. Estas son, según los datos, Aseguradores Agrupados, BBVA Allianz, Hello Auto, La Previsión Mallorquina, Mutua Arrocera, Mutua Segorbina, Mutualidad de Previsión Social del Colegio de Ingenieros Civiles, Mutualidad de los Gestores Administrativos, Mutualidad Conductors, Mutualidad de los Viajants, Pakea Mutualidad, Pelayo Vida y Abanca Seguros Generales. Las restantes 11 en 2019 ya habían registrado pérdidas en 2019, aunque en muchos casos éstas se han ampliado. Se trata de Santander Mapfre, Ama Vida, Amic Seguros, Bankinter Seguros Generales, Centro de Protección de Chóferes, Das Defensa, Ergo Vida, Fénix Directo (hoy Allianz Direct), Mutua Aragonesa, Mapfre Asistencia y Mutualidad de Aragonesas. De esta última lista, eso sí, han logrado salir algunas y generar beneficios, como es el caso de Verti, filial online de Mapfre.

Mayores agujeros

El mayor agujero lo presenta la filial de asistencia de Mapfre, con 9,23 millones, un cifra que ha bajado considerablemente con respecto al ejercicio anterior, debido a la menor movilidad de vehículos por las restricciones y las medidas de ajuste llevadas a cabo por el grupo para elevar su rentabilidad. Mapfre Asistencia llegó a perder 121 millones en 2019, según los datos del organismo dependiente del Ministerio de Economía, que reflejan como Fénix Directo y Ama Vida dispararon sus números rojos a más de siete millones. Otra filial de Mapfre, la que comparte con el Santander para el negocio de autos y pymes, sufre también uno de los resultados negativos más altos, de más de cinco millones.

Estas entidades no han impedido que el sector pudiera elevar las ganancias en 2020. Según ICEA, las aseguradoras españolas lograron un aumento del 16,6% en su desempeño financiero, hasta los 5.797 millones de euros, gracias al impulso en la comercialización de pólizas de salud y la bajada en los siniestros en automóviles por la bajada de la movilidad. Esta buena evolución permite a esta industria ser una de las más rentables, con retornos de capital superiores al 14%, a pesar los elevados ratios de solvencia que tienen que tener por prudencia y regulación. Hay que tener en cuenta que el sistema bancario no fue rentable por las provisiones contra impagos realizadas en 2020 y que, desde hace tiempo, ofrece a sus inversores una rentabilidad por debajo de las exigencias por los tipos de interés en negativo.

Fusiones

La política monetaria del BCE también está impactando en las aseguradoras, por la cantidad de dinero que invierten en deuda pública, pero en su caso están tomando medidas alternativas para compensar este efecto, apostando por fondos de capital empresariales, por un aumento de la gestión de productos de ahorro con los que obtener ingresos por comisiones y por la adquisición de inmuebles para su alquiler.

Desde hace tiempo, debido a las consecuencias de los tipos en negativo y a la situación de algunos grupos específicos, en el sector se viene especulando con la posibilidad de una oleada de fusiones entre compañías. Factores que suman a excesiva atomización del sistema. Sin embargo, estas operaciones aún no se han producido a una gran escala y tan solo ha habido unos pocos movimientos. Los expertos consultados por este periódico sostienen que las integraciones están en la mesa de buena parte de las compañías, aunque no esperan que la ola de transacciones sea tan relevante como lo sucedido en banca desde la pasada crisis financiera. Las últimas compras realizadas de envergadura son la reciente adquisición de la filial de seguros de El Corte Inglés por parte de Mutua Madrileña, que implica la toma de un 8% del capital de los grandes almacenes, y la unión de las mutualidades de la Ingeniería y de la Abogacía. El Ministerio de Economía lleva años reclamando este tipo de operaciones, sobre todo en el colectivo de mutuas y firmas de previsión social.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D