Publicidad

Economía

La SEPI aumenta sus dudas sobre el rescate de Abengoa porque no se fía del fondo Terramar

El consejo de Abenewco 1 ha dado el plácete para comenzar a negociar con el fondo, pero la sociedad pública sigue pidiendo ofertas alternativas

La SEPI aumenta sus dudas sobre el rescate de Abengoa porque no se fía del fondo Terramar
Sede de Abengoa en una imagen de archivo.|ABENGOA

El Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas (Fasee) de la Sociedad de Participaciones Industriales (SEPI) ve con recelo la confirmación de la oferta del fondo estadounidense Terramar para entrar en el capital de Abenewco 1, la sociedad filial e Abengoa que agrupa los activos más importantes de la empresa andaluza.

El Consejo de Administración de Abenewco 1 autorizó esta semana el «el inicio de los trámites necesarios para solicitar el consentimiento de los acreedores financieros» en relación a la oferta de Terramar, después de que el fondo abriese la operación a los accionistas de la matriz. Eso sí, el inversor puso fecha límite a su oferta: el 31 de diciembre, cuando se cumplan nueve meses de su presentación.

En el Consejo de Abenewco 1 se considera que este paso formal abre la puerta a la consolidación de su propuesta de rescate, que siempre ha contado con su apoyo. Sin embargo, como ha confirmado THE OBJECTIVE, la SEPI nunca ha visto clara la entrada de Terramar -ni en marzo ni ahora- ya que considera que su oferta no incluye la inyección de capital necesaria para sacar de la crisis financiera a la compañía.

Abenewco 1 solicitó hace ocho meses 249 millones de euros al fondo estatal con un proyecto en el que se fiaba gran parte del éxito de la operación a las ayudas públicas. Sin embargo, tras la consolidación de la oferta de Terramar, la inyección de la SEPI parece más lejana. «La SEPI no cree en Terramar y con ellos dentro es difícil que apruebe el rescate», dice un alto directivo conocedor de los movimientos dentro de la sociedad estatal.

De hecho, otras fuentes admiten que en estos momentos la sociedad pública se decantaría por rechazar la propuesta si sigue Terramar dentro y en solitario. Nuevamente han pedido una oferta alternativa con inyección de capital, una solicitud que llevan meses realizando a los directivos de Abengoa y Abenewco 1.

Riesgos mediáticos

La SEPI cree que aprobar un rescate de estas características supondría demasiado riesgo mediático, pese a que en las últimas semanas ha flexibilizado las condiciones de estas operaciones. El problema es que Abengoa acaba de presentar sus cuentas de 2019 con muchas dificultades y que su cumplimiento de los requisitos del Fasee está muy justo.

Si a eso se le suma que la única oferta en firme es de un fondo que prácticamente solo aporta préstamos, la situación no es muy favorable para facilitar un rescate de estas características con una de las mayores inyecciones de dinero público que se han solicitado al Faase.

¿Y las otras propuestas? En su último comunicado enviado a la CNMV, Abenewco 1 aseguró que pese a dar la autorización para comenzar a negociar con Terramar, dejaba la puerta abierta a otras opciones. «En beneficio del interés social de Abenewco 1 y su grupo operativo así como del resto de stakeholders involucrados, se podrá analizar cualquier otra oferta vinculante que pudiera ser presentada en tiempo y forma», indicaron.

De hecho, el recientemente nombrado presidente de Abengoa, Clemente Fernández, asegura contar con una propuesta de una gran empresa industrial española con el apoyo de dos fondos locales. Un proyecto que ya se encontraría en fase de due diligence. Sin embargo, fuentes cercanas al proceso dudan de la oferta. «Si la tuviera, la hubiese presentado en la pasada Junta de Accionistas de Abengoa», señalan.

En tanto, otros inversores que estaban interesados por la compañía y que llevaban meses haciendo números para presentar una oferta que no contase con el dinero de la SEPI, han declinado finalmente presentarse. En conversaciones con este diario han indicado que la división de los accionistas y las maltrechas cuentas de la compañía han hecho inviable presentar una propuesta.

Abengoa Shares

Es por ello que la única vía que queda abierta -si nos atenemos a lo que se ha presentado formalmente- es la posibilidad de unir a todos los interesados en torno a Terramar. «La propuesta ofrece la posibilidad a los accionistas de Abengoa, S.A. de participar con el Inversor en los instrumentos de deuda y capital en Abenewco 1», indicó el comunicado a la CNMV.

Una alianza que a día de hoy parece complicada, según las fuentes consultadas por este diario. «Las condiciones son muy malas. Sería de hacer una función de meros prestamistas copados donde los otros se llevarían el beneficio», dice una fuente de los minoritarios de Abengoa agrupados en torno a Abengoa Shares con más del 25% del capital. Un grupo que además clave para asegurar la paz accionarial y la españolidad de la compañía andaluza.

El problema de poner en marcha un gran pacto de estas características es acordar quién lideraría el consorcio. Terramar ha abierto la puerta a que todos se sumen, pero la propuesta de Clemente Fernández quiere hacer lo propio, aunque con sus inversores como cabeza de cartel.

Las fuentes consultadas hablan de que la posibilidad que tendría más éxito sería generar un private placement que unificara todas las propuestas, garantizara la pacificación accionarial y entregara más garantías para acceder al fondo de la SEPI. Luego, se podría cumplir el objetivo común de todos los interesados, que es llevar a Abenewco 1 a ser la cabecera de la nueva Abengoa.

Mientras, solo se conocen los detalles de la propuesta de Terramar. El fondo ofrece 140 millones en créditos y otros 60 millones en capital, insuficientes para salvar la compañía sin el dinero de la SEPI. La propuesta también elimina la financiación interina, que será sustituida por una financiación a largo plazo.

Oferta de Terramar

Terramar planteó en julio una financiación de 60 millones, en dos fases (35 millones de euros disponibles en el momento inicial y ampliables en 25 millones adicionales) en forma de préstamo y dispondría de un avance de una línea de avales por un importe inicial de 60 millones de euros con la garantía de la aseguradora pública Cesce.

Esta se haría en dos fases (40 millones de euros disponibles en el momento inicial y 20 millones adicionales después). Terramar también ofrece ciertos derechos económicos a Abengoa, que se encuentra en concurso de acreedores desde el pasado febrero.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D