The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Economía

El BCE alerta de que el crédito a empresas cae en España por la lenta recuperación económica

La financiación de la banca a las compañías retrocede en nuestro país casi un 2%, frente a la subida del 2,5% que registra en la zona euro

El BCE alerta de que el crédito a empresas cae en España por la lenta recuperación económica

La presidenta del BCE, Christine Lagarde. |Europa Press

El BCE alerta en su último informe mensual de que la lenta reactivación de la economía en España está lastrando el negocio bancario en el país, principalmente el generado por los créditos a las empresas. El organismo monetario pone de manifiesto que «la evolución de los préstamos oculta diferencias considerables entre los países de la zona euro que reflejan, entre otros factores, la disparidad de los efectos de la pandemia y el avance de la recuperación económica».

Según los propios datos del ente comunitario, consultados por THE OBJECTIVE, la financiación al tejido productivo en España está descendiendo en términos interanuales casi un 2%, frente al crecimiento que experimenta en la media del Viejo Continente y, especialmente, en Alemania y en Francia. De media, el crédito empresarial avanzó un 2,5% en octubre, último dato disponible, mientras que en el mercado germano despuntó un 5% y en el galo, un 3%.

El BCE, en el documento, señala que este ascenso de los préstamos a las compañías en la zona euro ha favorecido la mejora experimentada en el conjunto de la financiación, que alcanza el 3,4% incluyendo el dinero otorgado a las familias, y se debe en parte a las necesidades de circulante. Aún así, la institución presidida por Christine Lagarde considera que el crecimiento del crédito en Europa «sigue siendo moderado» debido a los elevados saldos de efectivo, al aumento de los fondos generados internamente por las empresas y a la disponibilidad de otras fuentes de financiación no bancarias, que están lastrando la demanda.

En España, los bancos explican que esta caída de la financiación obedece a que una gran parte de las necesidades del tejido productivo fueron cubiertas con la avalancha de préstamos otorgados en 2020, principalmente gracias a los avales del ICO. Las entidades de nuestro país esperan que la situación se revierta próximamente con la movilización de las ayudas europeas ligadas al Plan de Recuperación.

En los últimos meses, el sector ha presionado al Gobierno para poder participar activamente en la canalización de estos fondos, aunque por el momento se mantiene al margen del reparto de los 140.000 millones que llegarán de Bruselas para proyectos digitales y contra el cambio climático.

Recuperación desvanecida

La alerta del BCE no es baladí y viene a reafirmar que la recuperación económica en España se ha desvanecido, como han indicado innumerables organismos, en contra de los contantes mensajes de optimismo de la ministra de Economía, Nadia Calviño, y Moncloa. El consenso de expertos prevé que el PIB haya cerrado 2021 con un crecimiento del 5%, frente a la proyección del Ejecutivo del 6,5%.

Los préstamos a las familias, por contra, crecen en España gracias al empuje de las hipotecas, pero presentan también una peor evolución que en el resto de Europa. Las cifras del BCE reflejan que los créditos a los hogares aumentan un 1% en nuestro país y de media en la zona comunitaria lo hacen al 4,1%. En Francia y Alemania, de la misma manera, se incrementan más que en el conjunto, ya que registran alzas del 5%.

Menos hipotecas y más consumo en 2022

El organismo con sede en Fráncfort indica que las hipotecas continúan siendo el principal determinante del endeudamiento de las familias, mientras que el crédito al consumo sigue «contenido». En España, de hecho, los bancos están compensando con la financiación para pisos la caída para empresas y consumo debido al alza de la demanda. Una demanda que las entidades consideran que se va a moderar próximamente ya que las necesidades habitacionales generadas durante la pandemia ya están prácticamente cubiertas.

El sector, por contra, confía en que poco a poco los préstamos al consumo vayan incrementándose, después de que estén registrando una menor reactivación de lo previsto. La banca está inquieta con la concesión de este tipo de financiación, que para ella es más rentable, al estar todavía un 20% por debajo del nivel precovid.

Más allá de la evolución de la actividad crediticia, las entidades fían su mejora de la rentabilidad a una subida del euribor, aunque descartan de plano que vuelva al terreno positivo pronto. No esperan que deje de estar en negativo hasta 2024, siempre y cuando el BCE no mueva ficha y eleve los tipos de interés por la elevada inflación. De momento, el organismo monetario ha señalado que la inflación empezará a normalizarse a mediados de este ejercicio, aunque en las últimas declaraciones ha deslizado que quizás esto no llegue a producirse posteriormente.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D