The Objective
Publicidad
Consumo

AhorraMás, Condis, Gadis...Los 'súper' regionales pierden fuerza tras la pandemia

La gran cantidad de cadenas de este tipo aumentaron su cuota durante el primer año de pandemia con las prohibiciones de desplazamiento

AhorraMás, Condis, Gadis...Los 'súper' regionales pierden fuerza tras la pandemia

El primer año de pandemia fue muy duro para muchos sectores de la economía, pero no para el de los supermercados. Este subsector de la distribución experimentó un extraordinario crecimiento del 6,4% durante el año 2020. Una cifra que se relajó ligeramente en 2021 con la normalización de las restricciones. Durante el pasado año, los españoles gastamos 95.000 millones de euros en la cesta de la compra, esto es apenas un 0,1% menos que en el excepcional año anterior, según los datos de la consultora NielsenIQ.

En el estudio se destacan las cadenas que han perdido o ganado posiciones durante la crisis. La clara vencedora ha sido Lidl. La cadena alemana de descuento ha ganado 1,2 puntos con respecto a sus rivales desde 2019. Se sitúa como la tercera del sector, con un 5,8% de la tarta y apretando de cerca a Carrefour que tiene el 7,3%. Mercadona sigue siendo líder y, de hecho, recupera el terreno perdido durante el peor año de la crisis y ostenta el 26,7%. 

Pero atención especial merecen los supermercados regionales que, pese a salir reforzados en el global, con una mayor cuota de mercado, el año pasado perdieron algo de fuerza. Estos establecimientos, repartidos por todo el territorios a través de pequeñas cadenas, se dejaron 0,5 puntos en 2021 sobre los 1,2 puntos conseguidos el ejercicio previo.

Éxito de los regionales

El mercado español de distribución alimentaria, aunque dominado por grandes enseñas nacionales e internacionales con un peso relevante, «se caracteriza por la existencia de multitud de pequeñas cadenas locales y regionales que tienen mucho peso (e incluso lideran) el mercado en sus zonas de influencia», señala Enrique Porta, socio responsable de Consumo y Distribución de KPMG en España.

Esto se debe, entre otras cosas, a su cercanía y conocimiento del consumidor, su vocación de servicio y su propuesta de valor diferencial que, en muchos casos, cautiva y fideliza a sus clientes frente a otras opciones, tal y como explica Porta a THE OBJECTIVE. De hecho, como hemos visto estas cadenas regionales ganaron cuota en los momentos más difíciles de la pandemia durante el ejercicio 2020, aunque esa subida se ha normalizado durante 2021. «Durante 2020, con los sucesivos confinamientos, las cadenas regionales gracias a su cercanía fueron clave para muchos ciudadanos», explican fuentes del sector.

La gran cantidad de cadenas de este tipo aumentaron su cuota durante el primer año de pandemia con las prohibiciones de desplazamiento en detrimento de las grandes superficies que vieron ligeramente reducida su cuota. Sin embargo, con el fin de las restricciones de movilidad «el consumidor volvió a acudir de manera habitual a los grandes establecimientos», aseguran estas fuentes. No obstante, el experto añade que estas cadenas regionales ya han ganado la fidelidad de muchos clientes que han cambiado sus hábitos de compra.

El gran número de regionales provoca una mayor atomización del sector en España, en comparación con otros países de su entorno, que podría conducir a una mayor consolidación en el futuro próximo, tal y como ya avanzamos en este periódico.

Modernización de los ‘súper’

Tal y como se ha confirmado durante la pandemia, este es un sector refugio por su robustez, resiliencia y capacidad de generación de un flujo de caja estable, relevante y continuo, asegura el socio de KPMG. Al mismo tiempo, las compañías del sector, por su idiosincrasia (operan con márgenes reducidos) y contexto, necesitan incrementar su escala y acelerar su proceso de desarrollo y transformación. «Un reto ante el cual los fondos pueden desempeñar un papel clave inyectando capital, profesionalizando la gestión y aportando su know-how en procesos similares», añade.

Y es que muchas de estas cadenas regionales necesitan acometer una transformación de sus modelos de negocio para adaptarlos a la nueva realidad del consumo. Pero la disrupción digital, multiplicidad de formatos, incremento de la venta online o entrega a domicilio requieren de capital. Todas estas transformaciones «hacen que sean necesarias inversiones relevantes que no todas ellas, de forma individual e independiente, serán capaces de acometer», asegura Porta.

Una situación que se produce en un contexto de «relevo generacional en la propiedad de muchas de estas cadenas regionales» lo que puede facilitar la entrada de inversores. Estos inversores, según el experto, pueden entrar en la compañía «con ganas e interés en realizar dicho proceso de consolidación». Sin embargo, también pueden entrar grandes operadores del mercado en «busca activa de oportunidades para seguir creciendo, y que podrían considerar la absorción, total o parcial, de alguna de estas marcas siempre y cuando exista complementariedad y genere valor».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D