The Objective
Publicidad
Economía

Por qué el 'AVE barato' no llega a Andalucía pese a la liberalización del sector ferroviario

La línea Madrid-Sevilla cuenta con un sistema de seguridad antiguo

Por qué el 'AVE barato' no llega a Andalucía pese a la liberalización del sector ferroviario

Pasajeros en la Estación Madrid-Puerta de Atocha.|Eduardo Parra (Europa Press)

La línea de alta velocidad que une Madrid con Sevilla fue la primera que se construyó en España. En concreto, el 21 de abril de 1992, y llegó junto con la celebración de la Exposición Universal de Sevilla. Consiguió unir ambas ciudades en dos horas y treinta minutos y en su primer año de servicio más de un millón de viajeros utilizaron la infraestructura.

Actualmente, el corredor de alta velocidad Madrid-Sevilla funciona con un sistema de seguridad conocido como LZB —específico para España—, lo que impide que circulen los trenes de los nuevos operadores que han entrado en el mercado gracias a la liberalización del sector ferroviario.

En este sentido, España decidió implementar el sistema de señalización europeo interoperable estándar, conocido como ERTMS, tan pronto como estuviera disponible. Es un sistema de mando y control de trenes pensado para conseguir que la señalización y las comunicaciones entre infraestructura de vía y equipos de a bordo sean compatibles en toda Europa, avanzando así hacia la interoperabilidad de las circulaciones ferroviarias entre los países de la Unión Europea.

Todas las líneas de AVE de España ya disponen de este sistema europeo, a excepción de la de Madrid-Sevilla, que sigue teniendo el sistema antiguo. Como resultado, el país cuenta con el mayor  número de kilómetros de ERTMS en operación del mundo.

Modernización del sistema

Adif, el gestor de la red ferroviaria en España, adjudicó en septiembre del año pasado tres contratos para modernizar la línea de Madrid-Sevilla por un importe de 136,4 millones de euros. El contrato más grande fue para Thales España por casi 94 millones de euros y tiene un plazo de ejecución de 52 meses (unos cuatro años y cuatro meses). Se prevé así la instalación del sistema ERTMS en los 476 kilómetros de la línea, en el conjunto de enclavamientos y en el ramal La Sagra-Toledo. Además, está planificada la instalación del sistema ASFA digital en todo el proyecto.

El problema surge con la llegada a España de nuevos operadores privados para competir con Renfe. El proceso de liberalización ferroviario europeo arrancó el  14 de diciembre de 2020 y Ouigo, que pertenece a la empresa pública francesa SNFC, comenzó a operar en el país en mayo del año siguiente.

La compañía ha ejecutado recientemente una ampliación de capital de 15,1 millones de euros para seguir acometiendo inversiones en España. Su plan es alcanzar una flota de 14 trenes de manera escalonada y dar empleo a unas 1.300 personas. Ahora mismo, opera el eje Madrid-Barcelona con cinco idas y vueltas al día con paradas en Zaragoza y Tarragona.

Además, quiere operar el corredor Madrid-Valencia esta primavera y, unos meses más tarde, unir Madrid–Albacete- Alicante. Respecto a su llegada a Andalucía, aún no tiene fecha concreta, aunque está trabajando e invirtiendo en adaptar sus trenes al sistema de seguridad antiguo y no esperar a la implementación del ERTMS.

Nuevos actores

Hay que tener en cuenta que el proceso de adaptación conlleva diversas homologaciones y pruebas de seguridad. Asimismo, los maquinistas deben recibir formación. Por su parte, Iryo —participada por Air Nostrum y Trenitalia— comenzará a operar en noviembre y prevé crear 2.600 empleos directos e indirectos. La empresa aspira a representar el 30% del mercado de alta velocidad en el país y conectará en una primera fase Madrid, Zaragoza, Barcelona, Cuenca, Valencia, Alicante, Córdoba, Sevilla y Málaga. También explorará su internacionalización en Europa a medio plazo.

De este modo, pretende ser la primera empresa privada que conecte la alta velocidad entre Madrid y Andalucía 30 años después del AVE de Renfe. Prevé operar 58 frecuencias diarias entre las tres estaciones andaluzas y la capital del país, lo que supondrá una aportación directa a la economía regional de 28,7 millones en salarios y de impuestos en el 2025. También la generación de un gasto turístico de 338 millones y la creación de 660 empleos en Andalucía entre directos e indirectos.

España, a la cabeza de Europa

Desde la empresa aseguran que coger uno de sus trenes para viajar de Madrid a Sevilla o viceversa será más barato que hacerlo en el AVE (Renfe) y señalan que tendrán oficinas en todas las estaciones y contarán con personal propio, además de que ofrecerán servicios personalizados a los viajeros.

Avlo, la marca low cost de Renfe, también podría entrar en servicio en el trayecto entre Madrid y Sevilla a lo largo de este año. Mientras tanto, incorporará una quinta frecuencia a las cuatro con las que opera entre Madrid y Barcelona que quedaba pendiente desde su puesta en servicio en junio de 2021 e igualando a Ouigo. En febrero, inauguró l a conexión Madrid-Valencia.

Europa cuenta con el 60% de las líneas ferroviarias de alta velocidad de todo el mundo. Con 3.152 kilómetros de vías, España es el país con la red de alta velocidad más grande del Viejo Continente.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D