The Objective
Publicidad
Consumo

¿Sabes de verdad lo que es un SUV?

No son todoterrenos, como muchos piensan, los SUV o todocaminos son coches más altos concebidos para el asfalto, fuera de él la mayoría no daría la talla

¿Sabes de verdad lo que es un SUV?

Maksym Tymchyk | Unsplash

Los SUV están de moda y no es algo nuevo, es una tendencia que ha ido en aumento con los años hasta el punto de este tipo de coche ha reducido las ventas de todoterrenos y, sobre todo, casi ha extinguido a otro segmento del automóvil habitual décadas atrás, el de los monovolúmenes, omnipresentes durante la última década del siglo pasado y aún en los primeros años del XXI. Las marcas automovilísticas comenzaron a apostar por coches más altos que mantienen la apariencia de un turismo pero elevan el habitáculo y alteran la conducción clásica. Cerca de un 30% de los automóviles que se venden en España corresponden a modelos SUV, según datos de Anfac, que sitúa la venta de estos coches en el resto de Europa por debajo de nuestro país, en el 25%. Pese al recelo inicial, el público ha cumplido ampliamente las expectativas de las firmas de automóviles y se ha apuntado en masa a la moda de los SUV.

Pero, ¿sabes de verdad lo que es un SUV? Las siglas atienden a Vehículo Utilitario Deportivo en inglés (Sport Utility Vehicle) y básicamente estos coches comparten la característica de que su suspensión es más alta que en los turismos convencionales. Si se han puesto de moda es por estética, porque son mucho más atractivos visualmente que los monovolúmenes y que otros coches, y más baratos que los todoterrenos; porque son espaciosos por dentro y la mayoría atesora buena potencia y porque, al ser más altos, el conductor también lo está y esos centímetros más arriba ofrecen más visibilidad y desde otra perspectiva. A muchos los SUV les otorgan mayor sensación de seguridad y, todo hay que decirlo, más poderío al volante del vehículo, ya que mirar por encima contribuye. Ojo con eso.

No son todoterrenos salvo las versiones 4×4

Hay distintas creencias falsas en torno a los SUV, que en principio, a no ser que se les añada alguna opción que diga lo contrario, solo coinciden en que son coches más altos porque gozan de suspensión más elevada. Por esa característica se ha extendido la falsa creencia de que los SUV, todos, son todoterrenos. Y no, aunque reúnan algunas de las características de los todoterrenos, los SUV no lo son. También se les denomina todocamino, crossover e incluso vehículo todoterreno ligero, que es el nombre que menos justicia les hace, pero está por verse que la mayoría de ellos puedan circular por cualquier parte. A cambio, ofrecen más confort interior, más dinamismo y mejores sensaciones en carretera.

Los SUV no son coches aventajados fuera del asfalto salvo porque están unos centímetros más alejados del suelo. Hay vehículos SUV 4×4 que, por ello, sí pueden considerarse todoterrenos, pero igual que existen turismos 4×4. Algunos poco tienen que envidiar a vehículos más grandes y potentes y puede dar fe cualquier propietario del mítico Fiat Panda 4×4 o la no menos mítica Citroen Berlingo 4×4, por poner dos ejemplos clásicos de vehículos incombustibles con tracción total. Un SUV no tiene por qué contar con tracción a las cuatro ruedas de serie y, de hecho, la mayoría de los disponibles en el mercado no incluyen esa opción de fábrica. Los SUV y la opción 4×4 mantienen una historia de amor y odio, en todo caso, y hay fabricantes que no ven útil incluirla en este tipo de coches.

Ni falta que hace

Los todocaminos con tracción a las cuatro ruedas son más caros, como lo es cualquier vehículo que disponga de ese añadido, y tampoco llegarán a aportar las prestaciones de un auténtico todoterreno 4×4 con suspensión elevada, caja de cambios específica con reductora, ruedas altas o bajos reforzados. Los SUV son coches que se basan en plataformas de turismos y las marcas de automóviles dejan claro de antemano que no están destinados a rodar fuera de las carreteras. Poco ayuda, por ejemplo, que la suspensión sea más alta frente al escaso perfil de los neumáticos de serie, específicos para el asfalto.

Si hay compañías que no apuestan por los SUV con tracción total es porque tampoco han vislumbrado demanda. Las marcas con SUV 4×4 acostumbran a incluir la opción en los modelos de gama más alta, que montan mejores motores, potentes en carretera y ágiles en ciudad, pero generalmente pesados y poco adecuados para otros entornos; y eso tiene poco público. A estas alturas, si un modelo de SUV solo fuera 4×4 perdería público dada la amplia oferta existente. Además, los distintos sistemas de seguridad ya habituales en los coches contribuyen a paliar la falta de tracción total en determinadas situaciones. Un SUV no deja de ser un coche y la opción todoterreno solo sale a cuenta si realmente es necesaria. Por ejemplo, en el caso de que en las carreteras que se van a recorren habitualmente sea habitual la nieve, el hielo, el barro o el agua, que éstas no estén en buenas condiciones de asfaltado o que necesariamente haya que transitar de continuo por caminos de arena o grava. Los SUV son coches destinados a rodar en asfalto, solo que permiten verlo todo desde un poco más arriba.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D