The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Consumo

Hay muchas más asociaciones de consumidores de las que conoces

Algunas tienen ámbito general y otras se centran en cuestiones específicas, pero existe una veintena de asociaciones de consumidores

Hay muchas más asociaciones de consumidores de las que conoces

Cuando uno piensa en asociaciones de consumidores, irremediablemente le vienen a la cabeza la OCU y Facua, que son las más populares y en teoría las más activas. Sin embargo, en España existen muchas más asociaciones de este tipo, a las que ampara el Ministerio de Consumo por ley, ya que «los poderes públicos deberán fomentar las asociaciones de consumidores y usuarios, constituyendo de esta manera, un principio rector de la política social y económica».

Como el propio ministerio apunta, la finalidad de estas asociaciones es defender los derechos e intereses de los consumidores, «incluyendo su formación, información y educación».

Estas organizaciones reciben ayudas y subvenciones anuales en mayor o menor medida, merced a la Orden, de 7 de abril del Ministerio de Consumo y a la Orden SCB/1198/2019, de 4 de diciembre, que están «destinadas a promover el asociacionismo de consumo y a la realización de actividades de información, defensa y protección de los derechos de los consumidores». La Dirección General de Consumo del Ministerio de Consumo otorga las subvenciones para la financiación de hasta el 90% del importe de un programa concreto y el otro 10% deben aportarlo las asociaciones de sus fondos propios.

En 2020, seis asociaciones de consumidores y una organización de cooperativas de consumo recibieron del Ministerio de Consumo un total de 2.735.566 euros  para el desarrollo de actuaciones de potenciación de la defensa de los derechos de los consumidores. La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) recibió 954.065 euros, más de un tercio de la partida total. A FACUA-Consumidores en Acción se le adjudicaron 564.926 euros, a la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin), 491.589 euros; a la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC), 240.219 euros; a la Federación Unión Cívica Nacional de Consumidores y Amas de Hogar de España (UNAE), 198.094 euros; a la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), 124.792 euros y a la Confederación Española de Cooperativas de Consumidores y Usuarios (Hispacoop) se le aportaron 161.880 euros.

Ingreso en el registro

En realidad, cualquier asociación de consumidores que pretenda serlo puede plantear su ingreso en el Registro de asociaciones de consumidores y usuarios de ámbito estatal mediante un formulario y realizar los trámites de forma online en el caso de que se disponga de un certificado digital de persona física (dni-e) o de persona jurídica.

Para ello será necesario aportar diversa documentación básica, como escritura de apoderamiento o poder de representación, escrituras de constitución/estatuto de sociedades o documento equivalente, certificación del correspondiente Registro de Asociaciones en la que se haga constar la inscripción en el mismo de la asociación, federación o confederación y certificación de la comunidad autónoma correspondiente en la que se haga constar la inscripción en su Registro de Asociaciones de Consumidores y Usuarios, en su caso.

Diferentes ámbitos de actuación

Actualmente existen en el registro de Consumo un total de 20 asociaciones de consumidores de diferentes características y que abarcan diferentes ámbitos de actuación. Algunas tienen nombres similares que pueden llevarnos a confundirlas y otras sorprenden por ellos. De la veintena de organizaciones, dos están radicadas en Barcelona y hay otras cuatro en Sevilla, Zaragoza, Alicante y Zamora. Las 14 restantes tienen su sede principal en la Comunidad de Madrid:

  • Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI).
  • Confederación española de Cooperativas de Consumidores y Usuarios (Hispacoop).
  • Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae).
  • Unión Cívica Nacional de Consumidores y Amas de Casa, Federación (Unae).
  • Confederación de Consumidores y Usuarios (Cecu).
  • Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).
  • Asociación de usuarios de la Comunicación (AUC).
  • FACUA Consumidores en Acción.
  • Asociación de Usuarios Financieros (Asufin)
  • Consumidores en Red (CER).
  • Asociación de Consumidores y Usuarios José Mª Mena.
  • El Defensor del Estudiante (EDE).
  • Asociación Nacional Ágora Ciudadana.
  • Asociación Consumidores por la Transparencia y su Utilización Adecuada (Actua).
  • Asociación Nacional de Damnificados por las Aerolíneas (ADA).
  • Asociación Nacional para la Defensa del Consumo Español de Servicios (Ances).
  • Organización de Usuarios y Consumidores de Agua (Aguaiuris).
  • Asociación de Consumidores Reunidos (Acoreo).
  • Unión Nacional de Consumidores y Usuarios (Unaco).
  • Unión Nacional de Consumidores y Usuarios (Undecu).

Siempre te quedará una OMIC

Estas asociaciones prestan su servicio a los ciudadanos y perciben una cuota por ello que pueda variar mucho según los casos. Para temas generales que pueden afectar a cualquier consumidor particular son la OCU y Facua las asociaciones más demandadas, aunque si nos fijamos en las valoraciones en la Red aparece mejor valorada la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI).

Adicae, «consumidores críticos, responsables y solidarios» y la que más subvenciones recibe, se muestra igualmente como una organización muy activa y lo es especialmente en los últimos tiempos, puesto que su ámbito se centra en la «protección, formación, reclamación, información y reivindicación de los derechos de los usuarios de servicios bancarios y seguros», y el sector bancario ha sido puesto en entredicho en demasiadas ocasiones últimamente por sus malas prácticas.

Para ámbitos concretos pueden ser útiles El Defensor del Estudiante, ADA, Ances o Aguairis, que al centrarse en determinados sectores les lleva a conocen mejor que nadie la realidad de su sector, y la experiencia en la resolución de problemas es un grado. Debe identificarse correctamente el problema de consumo que ha surgido y valorar qué asociación podría resolverlo mejor. Pero, en todo caso, el primer paso ante un problema de consumo debe ser acudir a una Oficina Municipal de Atención al Consumidor, las populares OMIC, que ofrecen su mediación en los problemas de consumo y median entre las partes para alcanzar una solución, y son totalmente gratuitas.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D