El 20% de las bolsas de plástico acaba como residuo contaminante

Economía y capital

El 20% de las bolsas de plástico acaba como residuo contaminante
Foto: Javier Lizon

Cerca del 20% de las 180 bolsas de plástico que consume cada español de media al año no se reutiliza y acaba como residuo contaminante, alertan distintas organizaciones ecologistas tras exigir medidas más contundentes en el Día Mundial Libre de Bolsas de Plástico, que se celebra este miércoles. Estas bolsas están unos minutos en nuestras manos, pero luego tardan más de 500 años en desaparecer. Tan sólo un 10% de ellas se recicla, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

El Día Mundial Libre de Bolsas de Plástico, que se celebra cada 3 de julio desde hace casi una década, se inscribe dentro del movimiento ‘Break Free From Plastic’, impulsado por el proyecto Zero Waste Europe y la coalición de organizaciones no gubernamentales GAIA.

Durante estos días se cumple un año de la entrada en vigor en España del real decreto que obliga a los comercios a cobrar por las bolsas de plástico ligeras (de entre 15 y 50 micras). Los ecologistas consideran insuficiente esta normativa si se quiere evitar que sigan llegando toneladas de este residuo a los océanos.

La responsable de plásticos de Greenpeace en España, Alba García, ha señalado que esta norma no basta para resolver este grave problema, «a no ser que se modifique e incluya a todo tipo de bolsas compuestas por este material, incluidas también las de mayor gramaje de muchas tiendas de ropa o las de sección en los supermercados”.

La ley «ni siquiera incluye las muy ligeras (de menos de 15 micras de tamaño) ni tampoco las gruesas (más de 50 micras), a las que es posible acceder sin limitaciones ni impuestos», ha insistido García.

Las bolsas de entre 15 y 50 micras son las más utilizadas, aunque lamentablemente también “las más contaminantes por su bajo nivel de reutilización y lento proceso de descomposición, que puede oscilar entre 100 y 500 años», ha informado por su parte la Fundación Aquae.

El 20% de las 180 bolsas de plástico consumidas por un español acaba como residuo contaminante 1

Foto: Rafiq Maqbool | AP

El pago exigido con el real decreto al uso de este tipo de bolsas es una medida transitoria porque estarán completamente prohibidas en 2021, salvo que estén fabricadas con material compostable.

A partir de esa fecha, la directiva europea prohibirá cubiertos, platos, pajitas, vasos y tazas de plástico, así como los envases de poliestireno expandido para alimentos y productos de plástico fácilmente fragmentable, con el compromiso asimismo de que al menos el 25% de la composición de las botellas de bebidas sea plástico reciclado en 2025.

Según la portavoz de recursos naturales y residuos de la organización Amigos de la Tierra, María Durán, por el momento, con el real decreto que cumple ahora un año, «no se soluciona el problema».

Desde la ONG instan a «no sustituir el plástico por otros materiales biodegradables de usar y tirar como hipotética solución, porque estos tardan mucho en desintegrarse en el medioambiente», ha explicado Durán.

Según Naciones Unidas, cada año ocho millones de toneladas de los residuos plásticos van a parar a los océanos. «Esta basura marina es ingerida por la fauna de nuestros mares y así es como entra en nuestra cadena alimentaria», ha sostenido por su parte la científica marina de la organización Oceana Pilar Durán.

Actualmente, en el mar Mediterráneo «hay un kilo de plástico por cada cinco kilos de peces que se pescan», ha añadido tras subrayar que, «si se mantiene el estilo de vida actual, esa proporción pasará a ser de 1 kilo de basura marina por cada kilo de pescados para 2030», informa Efe.