El exdirector de campaña de Donald Trump mintió al FBI

Futuro

El exdirector de campaña de Donald Trump mintió al FBI
Foto: Chip Somodevilla

El exdirector de campaña de Donald Trump, Paul Manafort, mintió intencionadamente a los investigadores y a un jurado investigador en la pesquisa que lleva a cabo el fiscal especial Robert Mueller sobre una posible injerencia rusa en las elecciones de 2016. Así falló el pasado miércoles la jueza federal Amy Berman Jackson.

Manafort, ya declarado culpable por fraude bancario y fiscal, puede ser condenado a una pena más severa de la que esperaba, de varios años de prisión por dos procesos penales derivados de la investigación fiscal especial. Esto también reduce la posibilidad de que Manafort reciba una sentencia reducida, aunque Jackson dijo que decidirá el impacto exacto durante su sentencia programada para el próximo mes.

El exdirector, de 69 años, que dirigió durante un breve lapso de tiempo la campaña del magnate republicano, se había declarado culpable de intentar ocultar contactos con el embajador de Rusia en Washington Konstantin Kilimnik, entre otros cargos, antes de la investidura de Trump como 45º presidente de Estados Unidos. Con esa declaración en cooperación con el FBI, Manafort se aseguraba un máximo de 10 años de cárcel. Sin embargo, el equipo del fiscal especial Mueller, encargado de la investigación sobre una eventual colusión entre Moscú y la campaña de Trump en 2016, lo acusó de haber mentido y violado el acuerdo.

El fallo de cuatro páginas confirma que Manafort mintió sobre sus contactos con Kilimnik que, por cierto, es un exsocio suyo. La jueza federal concluyó que Manafort había engañado al FBI, a los fiscales y al jurado investigador federal sobre su relación con el coacusado, al que el FBI relaciona con la inteligencia rusa. Los fiscales habían acusado a Manafort previamente de mentir sobre varias reuniones que los dos hombres tuvieron, incluida una sobre un posible plan de paz para resolver el conflicto entre Rusia y Ucrania en la península de Crimea. Según el fallo, Manafort también mintió respecto a un dinero pagado a un bufete de abogados.

Esto resuelve la disputa entre Mueller y Manafort, el primero consideraba que las acciones de Manafort se enmarcaban dentro de una investigación más amplia sobre la injerencia rusa en las elecciones, y cualquier posible coordinación con los colaboradores del presidente. Mientras, los abogados de Manafort argumentaron que este no había engañado a los investigadores intencionalmente, sino que olvidó algunos detalles hasta que le refrescaron la memoria.

Con este dictamen, el equipo de Mueller ya no está obligado a respetar el acuerdo alcanzado con Manafort. Es más, es posible que la violación del pacto agrave la pena. En el fallo del miércoles, Jackson ofreció pocos detalles nuevos, ya que había suficiente evidencia para determinar que Manafort rompió los términos de su acuerdo de admisión de culpabilidad, al mentir sobre tres de las cinco cuestiones que los fiscales habían señalado.

Los fiscales han dejado claro que siguen profundamente interesados en las interacciones de Manafort con un hombre que, supuestamente, tiene vínculos con la inteligencia rusa. Pero no está claro exactamente qué llamó la atención de los fiscales, ni si se relaciona directamente con la injerencia electoral. Esto es debido a que gran parte de la disputa se ha deliberado en audiencias judiciales secretas y en documentos censurados, según informan AFP y AP.