The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

El fuego en Gran Canaria "pierde potencial" tras arrasar más de 12.000 hectáreas

Redacción TO
Última actualización: 20 Ago 2019, 3:14 pm CET
Foto: Angel Medina G. | EFE

El incendio que desde el sábado azota la turística isla de Gran Canaria ha comenzado a ceder la noche del lunes al martes, gracias a la disminución del viento, han anunciado las autoridades locales. "Me trasladan los técnicos, tras visitar en la noche las zonas, que el incendio remite (...) y pierde potencial", ha anunciado en un tuit el presidente regional de Canarias, Ángel Víctor Torres.

Por su parte, el presidente del cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha explicado a Cadena Ser que "afortunadamente" durante la noche "el viento se fue muriendo. (...) Por lo tanto, la noche, contrario a lo que esperábamos, ha ido muy bien". Además, las autoridades han informado que las llamas no entraron durante la noche en la Reserva Natural de Inagua, un valioso enclave ecológico, que ya se quemó en un gran incendio en 2007. Y es que la cabeza del fuego, tras devorar el pinar de Tamadaba –que tardará una década en recuperarse–, estaba anoche "a las puertas" del pinar de Inagua y amenazaba La Aldea, Mogán y San Bartolomé de Tirajana, impulsado por un cambio de viento que, paradójicamente, dio alivio a los flancos del norte, según informa el diario local Canarias7.

Sin embargo, Torres informaba que el perímetro del fuego aumentó de 60 a 75 kilómetros y las hectáreas afectadas pasaron de 6.000 a 12.000 –sólo 4.000 ayer–, de las cuales 2.000 evolucionaron dentro del Parque de Tamadaba y las otras 2.000 en el flanco hacia Inagua. Además, ya son más de 9.000 las personas evacuadas, y desde el Gobierno hacen un llamamiento a la población de las zonas afectadas para que respeten las indicaciones de las fuerzas y cuerpos de seguridad y atiendan sus instrucciones ante una orden de desalojo. 

En este sentido, Torres ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a las personas evacuadas que han tenido que dejaron atrás ganado y mascotas y ha asegurado que "daremos de comer a los animales a medida que sea seguro acceder a los caseríos".

El dispositivo que ha trabajado durante la noche asciende a 475 efectivos, 230 combatiendo directamente el incendio, a los que se suman los efectivos de las diferentes agrupaciones de protección civil. En este sentido, los esfuerzos se concentran sobre todo en contener el avance del fuego hacia zonas pobladas, con el agravante de que en la zona del Parque Natural de Tamadaba solo se puede actuar por aire pues es muy peligroso hacerlo por tierra, ya que hay gran riesgo de que los medios terrestres queden atrapados entre las llamas en una zona muy escarpada.

Finalmente, el 112 ha apuntado que hay 20 carreteras cortadas, de tal forma que los accesos a la cumbre solo se permite para la extinción del incendio.

Por su parte, el ministro español de Agricultura, Luis Planas, que se encuentra en Gran Canaria, declaró que las próximas 48 horas serán cruciales en la evolución del fuego y afirmó que el cambio climático genera fenómenos extremos cada vez más recurrentes, por lo que hace falta luchar tanto contra esa emergencia climática como contra los fuegos forestales.

Este nuevo incendio, que se desencadenó el sábado, se une a otros dos anteriores aún no extinguidos en la turística isla de Gran Canaria, aunque sí controlados. El mayor de ellos calcinó cerca de 1.200 hectáreas de masa forestal en la zona más elevada de la isla y obligó a desalojar a un millar de personas de varias localidades. El otro, en el noreste, quemó 160 hectáreas de matorral. No obstante, ninguno de ellos alcanzó la magnitud del que afectó a Gran Canaria en julio de 2007, que arrasó 16.000 hectáreas.