The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

EEUU

El infiltrado de la CIA en el Kremlin se refugiaba a simple vista

Redacción TO
Última actualización: 11 Sep 2019, 12:18 pm CET
Foto: Carolyn Kaster | AP

El informante de la Agencia Central de Inteligencia –mejor conocida como CIA– en el Kremlin que Estados Unidos “extrajo” en 2017 y que medios rusos identificaron como Oleg Smolenkov había empezado una nueva vida a apenas una hora de Washington en la que mantenía su nombre real, según ha informado The Washington Post. La situación de Smolenkov en EEUU era inusual, ya que, como explica el Post, la CIA recomienda a los desertores cambiar de identidad e irse a vivir a algún lugar remoto del país, o al menos lejos de Washington, donde la diplomacia rusa tiene mayor presencia.

Smolenkov desapareció repentinamente de Rusia a mediados de 2017 (fecha en la que según medios estadounidenses fue “extraído” por la CIA), tras salir de vacaciones con su familia a Montenegro. El infiltrado vivía en una lujosa vivienda de seis habitaciones en una propiedad de más de una hectárea en Stafford (Virginia), a una hora de la capital federal. Según relata el Post, el diario ruso Kommersant publicó ayer que Smolenkov, a quien se refieren como “un integrante de la administración presidencial rusa desaparecido”, había sido localizado en Estados Unidos.

Según vecinos consultados por el diario, los Smolenkov abandonaron de forma apresurada la propiedad este lunes, después de que la cadena CNN y el diario The New York Times informasen por primera vez, aunque sin identificarlo por el nombre, sobre la existencia de un informante de la CIA en el Kremlin. Atrás quedaron juguetes esparcidos por el jardín y dos perros de la raza italiana cane corso, a los que a veces entrenan como animales de vigilancia. Los vecinos también indicaron que Smolenkov no tenía un trabajo.

El exfuncionario de la CIA Joseph Augustyn, encargado entre 1999 y 2001 del programa de reubicación, explicó al Post que la agencia respeta los deseos de sus protegidos, pero que la situación en la que se encontraba Smolenkov le sorprendió particularmente. “Lo imagino diciendo: ‘Bueno, quiero vivir una vida lo más normal posible. No quiero asumir un nuevo nombre, dificultarle las cosas a mi esposa e hijos’. Pero esto no es lo que la agencia recomendaría”, asegura Augustyn. Otro agente consulado por el rotativo dice que, en la mayoría de casos, la CIA “crea una identidad e historial completamente nuevos, y se lleva al tipo a Colorado”, o a cualquier lugar fuera de Washington.

Smolenkov ya conocía Washington, puesto que entre 2006 y 2008 estuvo destinado como funcionario en la Embajada de Rusia en EEUU (momento en el que pudo captarlo la CIA), bajo las órdenes del entonces embajador, Yuri Ushakov. Ambos regresaron a Moscú en 2008. A su vuelta al Kremlin, Smolenkov ascendió todavía bajo la batuta de Ushakov, uno de los asesores del presidente ruso Vladimir Putin en política exterior.

La CNN y The New York Times adelantaron que la CIA “extrajo” en 2017 a su informante de más alto rango del Kremlin al considerar comprometida su seguridad coincidiendo con la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones a la Casa Blanca de 2016. Según estos medios, el informante tenía acceso directo a Putin, un extremo que el Kremlin negó este martes. El exembajador de EEUU en Moscú Michael McFaul dijo que el hecho de filtrar a la prensa la identidad de Smolenkov “es obviamente para intimidarle y asustarle”. Según el Times, la CIA considera que la vida del informante corre peligro dados los precedentes de Rusia con supuestos asesinatos (o intentos) de inflitrados.

El caso más reciente, el de Serguéi Skripal el año pasado en Reino Unido. Augustyn aseguró al Post que “es responsabilidad de la CIA mantener a sus colaboradores a salvo, y cuando llega el momento de traer a alguien de vuelta, lo hacemos”.