El número de insectos cae en picado y amenaza con un "colapso de la naturaleza"

Economía y capital

El número de insectos cae en picado y amenaza con un "colapso de la naturaleza"
Foto: Mary Altaffer

Cómo te afecta: la desaparición paulatina de los insectos tiene una incidencia en la flora, en los cultivos y, por consecuencia, sobre la alimentación de todas las especies incluidos nosotros mismos. Detener la pérdida de biodiversidad es una prioridad internacional fundamental y de la política de la Unión Europea.


 

Los insectos podrían desaparecer en un siglo. Son las conclusiones de un reciente estudio, y el primero de este tipo, publicado en la revista científica Biological Conservation, que asegura que el número de insectos está cayendo en picado amenazando con un «colapso catastrófico de los ecosistemas de la naturaleza». Además, según el análisis, más del 40% de las especies de insectos están disminuyendo y un tercio están en peligro de extinción. De hecho, asegura la publicación, la tasa de extinción es ocho veces más rápida que la de los mamíferos, aves y reptiles. De esta forma, el número de insectos está cayendo un 2,5% por año, esto sugiere que en un siglo podrían haber desaparecido.

En este sentido, no hay que olvidar que los insectos son los animales más variados y abundantes, superando a la humanidad en 17 veces, y son, en consecuencia, «esenciales» para el buen funcionamiento de todos los ecosistemas como alimento para otros animales, además de ser polinizadores y recicladores de nutrientes, por ejemplo.

Así, según The Guardian el planeta se encuentra al comienzo de una sexta extinción masiva, con enormes pérdidas ya reportadas en animales más grandes que son más fáciles de estudiar. Los colapsos de la población de insectos se han reportado recientemente en Alemania y Puerto Rico, pero la revisión indica que la crisis es global. «A menos que cambiemos nuestras formas de producir alimentos, los insectos en su conjunto irán por el camino de la extinción en unas pocas décadas», apuntan los científicos del estudio, que aseguran que el principal impulsor de la disminución es el uso intensivo de pesticidas. La urbanización y el cambio climático también son factores significativos. «Si las pérdidas de especies de insectos no pueden detenerse, esto tendrá consecuencias catastróficas tanto para los ecosistemas del planeta como para la supervivencia de la humanidad», señala Francisco Sánchez-Bayo, de la Universidad de Sydney, Australia. «En 10 años tendremos un cuarto menos de estos animales, en 50 años solo quedará la mitad y en 100 años no tendremos ninguno», apunta Sánchez-Bayo.

Las mariposas y las polillas son los insectos más amenazados. Y es que el número de especies de mariposas ha disminuido en un 58% entre 2000 y 2009 en Reino Unido, país que ha sufrido la mayor caída de estos animales registrada en los últimos años.  Las abejas también se han visto seriamente afectadas. El número de abejas en Estados Unidos en 1949 era de seis millones, desde entonces han desaparecido 3,5 millones.

Sin embargo, también hay grandes lagunas en el conocimiento, ya que se sabe muy poco acerca de las moscas, las hormigas, los pulgones, los insectos y los grillos.