The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Italia

El Papa Francisco expresa su vergüenza por los escándalos de abusos sexuales en la iglesia católica

The Objective
Última actualización: 10 Dic 2018, 9:53 am CEST
Foto: Alessandro Bianchi | Reuters

Miles de personas, incluidas monjas, familias con niños y jóvenes turistas, tuvieron que pasar controles antiterroristas para orar en la procesión del Viernes Santo en el Coliseo, donde el Papa Francisco expresó su vergüenza por los fracasos de la humanidad.

Francisco, vestido con una bata blanca, presidió la procesión tradicional Vía Crucis desde una elevación que dominaba el popular monumento turístico, mientras los fieles se turnaban llevando una cruz y se recitaban meditaciones para estimular la reflexión sobre el sufrimiento y la crucifixión de Jesús.

Después de que la procesión de 90 minutos terminara, Francisco, con voz tranquila, leyó una oración que expresaba la vergüenza de los fracasos de la humanidad y esperaba que los "corazones endurecidos" fueran capaces de perdonar y amar. Con dos días de Pascua, Francisco dijo que los fieles miran a Cristo "con los ojos bajados de vergüenza y con los corazones llenos de esperanza".

Esa vergüenza, decía, deriva de "todas esas imágenes de devastación, destrucción, naufragios, que se han convertido en rutina en nuestras vidas". Cientos de miles de inmigrantes han sufrido penurias en manos de los traficantes de personas tratando de llegar a Europa. Cada vez más los han rechazado, y miles han perecido en el mar durante los últimos años.

Evocando las guerras y los conflictos, así como los ataques contra las minorías cristianas, Francisco también expresó su vergüenza por "la sangre inocente derramada diariamente por mujeres, niños, inmigrantes y perseguidos por el color de su piel o por su etnia o por el grupo social al que pertenecen.

El pontífice también hizo referencia a los casos de abusos sexuales que han salpicado a la iglesia y afirmó sentir "vergüenza por todas esas veces que los obispos, sacerdotes y otros clérigos escandalizaron" a la institución católica.