The Objective
Publicidad
Leticia Dominguez

Queridos señores políticos:

De verdad, lo pregunto sin sorna, ¿Cuántos quedan? En serio, señores políticos decidme cuántos NO sois corruptos, pregunto por los que todavía sois personas dignas porque tanto vosotros como yo sabemos que acabamos mucho antes.

Opinión
Comentarios
Queridos señores políticos:

De verdad, lo pregunto sin sorna, ¿Cuántos quedan? En serio, señores políticos decidme cuántos NO sois corruptos, pregunto por los que todavía sois personas dignas porque tanto vosotros como yo sabemos que acabamos mucho antes.

Ana Mato ha dimitido como Ministra de Sanidad porque, presuntamente, se ha podido beneficiar de dinero ilegal procedente de negocios de su exmarido relacionados con la trama Gürtel.

¿Qué España es un país de pandereta? Pues sí, desgraciada y, todo apunta que irremediablemente, así es. Y lo certifico por mi propia reacción al conocer la bendita dimisión de Mato. Me reí. Me reí pensando: “¡Otra más!”, cuando lo ordinario hubiese sido montar en cólera y solicitar responsabilidades y explicaciones lo antes posible.

De verdad, lo pregunto sin sorna, ¿Cuántos quedan? En serio, señores políticos decidme cuántos NO sois corruptos, pregunto por los que todavía sois personas dignas porque tanto vosotros como yo sabemos que acabamos mucho antes. Sigo y seguiré creyendo que hay gente vocacional en la política, que desea y quiere el bien público, pero estoy segura de que muchos de vosotros, repulsivos corruptos, habéis tumbado las ilusiones de gente digna. Habéis acabado con la carrera de alguien honrado. ¿Por qué? ¿Por qué no estaba dispuesto a robar dinero público? ¿Qué creéis que los coches de lujo, las fiestas y los regalos exóticos os darán una vida eterna y feliz? Permitidme que dude y sienta compasión por vuestras vacías vidas.

Porque me da igual un partido nuevo que uno viejo. Me da igual. Estoy cansada. Cansadísima. Hasta los mismísimos. No puede ser que salga el hemiciclo y este medio vacío porque a los señores diputados no les ha apetecido responder ante sus deberes como representantes de los ciudadanos. A mí, como ciudadana, no me da la gana. No puede ser que se pare el tráfico o a los viandantes cuando un señor ministro llega a su ministerio en su coche oficial. Porque esto no puede seguir así. No me preguntéis cual es la solución porque cada día dudo más de todo. Solo sé que estoy hasta los mismísimos.

Envía el primer comentario
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D