The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

La endogamia fue un factor clave en la extinción de los neandertales

Foto: CSIC | Web

La endogamia jugó un papel fundamental en la extinción de los neandertales, hace unos 40.000 años. Así lo determina un estudio dirigido por el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Antonio Rosas.

Para la investigación, el equipo de trabajo ha analizado los restos fósiles de los 13 neandertales recuperados en la cueva asturiana de El Sidrón, todo ellos miembros de una misma familia. Esta cueva es el yacimiento neandertal más completo de la Península Ibérica y uno de los más importantes del mundo.

Los investigadores han detectado hasta 17 anomalías congénitas que pueden observarse en todo el esqueleto de estos humanos paleolíticos. Estas singularidades genéticas se han encontrado en la nariz, la mandíbula, las costillas, el pie y la muñeca, entre otras partes del cuerpo.

Para Luis Ríos, investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN), estos hallazgos osteológicos demuestran unos niveles de endogamia “elevados” y “mantenidos en el tiempo” y que, probablemente se intensificaron en los últimos grupos de neandertales que sobrevivieron en el grupo.

La extinción de los neandertales no se puede atribuir a una sola causa: “Probablemente se produjo por una combinación de factores ecológicos y demográficos que incluye la interacción con los humanos modernos”, explica Rosas. Sin embargo, estos humanos vivieron en grupos pequeños y separados geográficamente, es decir, estaban prácticamente aislados, un aislamiento les llevó a cruzarse entre miembros de la misma familia.

Con el paso del tiempo, el grupo se fue reduciendo aún más y aumentó la endogamia, “una práctica que mantenida en el tiempo pudo llevar a una importante disminución de la variabilidad biológica neandertal”, concluye Rosas.

Esta constatación genética de la endogamia se encuentra sistemáticamente en especies ya extintas o en las que están en peligro de extinción y han sufrido declives demográficos de larga duración temporal, es decir, “estamos viendo el resultado genético del proceso de extinción de los neandertales”, ha explicado a la agencia Efe el paleogenetista del IBE, Carles Lalueza-Fox.

Las anomalías congénitas detectadas en el grupo de neandertales de El Sidrón concuerdan además con los estudios genéticos realizados en otros grupos europeos como los de la cueva de Vindija o los de Altai, ambos en Siberia, donde también se han hallado muestras de la práctica de la endogamia e, incluso, de consanguinidad -en el caso de Altai-, es decir, que hubo descendencia entre hermanastros.

En investigaciones anteriores, los restos óseos neandertales de El Sidrón han permitido averiguar un sinfín de aspectos del modo de vida de esta comunidad prehistórica, como que distribuían el trabajo por sexos, utilizaban plantas con usos medicinales o habían practicado el canibalismo, entre otros.