The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

España se encamina a sus segundas elecciones generales del año tras la falta de acuerdos entre partidos

Última actualización: 18 Sep 2019, 8:19 am CEST
Foto: Ballesteros | EFE

El rey no ha propuesto a ningún candidato a la investidura como presidente del Gobierno tras la ronda de contactos con los principales líderes políticos. Esta decisión abre el camino para la repetición de las elecciones generales el próximo 10 de noviembre. Por su parte, Pedro Sánchez ha asegurado que ha hecho todo lo posible para formar un Gobierno, pero finalmente no ha sido posible.

“Su Majestad el Rey, en cumplimiento con el artículo 99 de la Constitución, constató que no existe un candidato que cuente con los apoyos necesarios para que el Congreso de los Diputados le otorgue su confianza”, ha dicho la Casa del Rey en un breve comunicado.

Tras concluir la ronda de contactos del rey con los principales líderes políticos, que ha finalizado con Pedro Sánchez, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha acudido al Palacio de la Zarzuela para entrevistarse con Felipe VI y que este le comunicara su decisión.

Tras esta reunión, en una escueta comparecencia ante los medios de comunicación, Batet ha anunciado la decisión del rey. “Me ha transmitido también que no va a proponer a ningún candidato a la presidencia del Gobierno”, se ha limitado a decir la presidenta del Congreso.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha culpado al resto de partidos políticos del bloqueo que ha llevado esta decisión del monarca, especialmente a las fuerzas de la derecha: “Prefieren poner un cordón sanitario a la socialdemocracia y abrazar como hemos visto en algunos gobiernos autonómicos a la ultraderecha”.

También ha cargado contra Unidas Podemos, de quienes ha afirmado que “es el único partido a la izquierda de la socialdemocracia que ha impedido cuatro veces un gobierno progresista bloqueando junto a la mayoría conservadora de la Cámara” la formación del Ejecutivo socialista.

“Lo he intentado por todos los medios, pero me lo han hecho imposible”, ha asegurado Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno en funciones ha afirmado que su “único límite ha sido no aceptar un gobierno minado de entrada por la división y la desconfianza” porque considera que España “no necesita un gobierno para una investidura, necesita un gobierno para una legislatura”. Además, ha dicho que ya había advertido que, si se viera “obligado a elegir entre la presidencia de un gobierno dividido en dos y abocado al fracaso y el deber de proteger a España”, elegiría la segunda opción. “Y es lo que he tenido que hacer finalmente”, ha dicho.

Sobre la repetición electoral, Sánchez considera que es una oportunidad a los ciudadanos para “decir las cosas más claras, para que se escuchen y para que sepan que los partidos políticos van a atender a su voluntad, que es que haya un Gobierno”.

El artículo 99 de la Constitución establece que si transcurrido el plazo de dos meses desde la primera votación de investidura, que en este caso fue celebrada el 23 de julio, ningún candidato obtiene la confianza del Congreso, el rey disolverá ambas cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del presidente del Congreso. De acuerdo con ese artículo, será el lunes 23 de septiembre cuando finalizará ese plazo y se disolverán formalmente las cámaras y se convocarán las elecciones generales.

Sin embargo, el comunicado de la Casa del Rey, aunque menciona este artículo, no hace referencia en ningún momento a la disolución de las Cortes ni a la convocatoria de unos nuevos comicios.

De nada han servido las conversaciones a última hora del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, con los líderes de Podemos, el PP y Ciudadanos para conocer sus posiciones ante su posible investidura, ni la oferta de Ciudadanos de una posible abstención conjunta con el PP a cambio de tres condiciones, que finalmente no ha sido aceptada por ninguno de los implicados.