The Objective
Publicidad
España

Obama pone fin a la política que beneficia a los cubanos indocumentados

«Al dar este paso, estamos tratando a los inmigrantes cubanos de la misma manera que tratamos a los inmigrantes de otros países», aseguró en un comunicado. «Con efecto inmediato, los cubanos que intenten entrar ilegalmente en Estados Unidos y no cualifiquen para recibir un alivio humanitario estarán sujetos a deportación, de acuerdo con la ley estadounidense», precisó Obama. La política eliminada hoy fue adoptada en 1995 y consistía en que los isleños que se interceptaban en el mar («pies mojados») eran devueltos a Cuba, mientras que los que lograban tocar tierra («pies secos») eran admitidos en Estados Unidos y se les permitía obtener la residencia permanente un año después desde su llegada. «Esta política se implementó hace más de veinte años y fue diseñada para una era diferente», aseguró Obama. Los cambios forman parte de un acuerdo bilateral firmado hoy en La Habana y por el que ambos países «declaran su intención de promover cambios en sus respectivas leyes migratorias».

Obama pone fin a la política que beneficia a los cubanos indocumentados

Reuters

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, concedió a La Habana uno de sus principales reclamos: el de acabar con una política que daba a los emigrantes de la isla unas ventajas mucho mayores que a los de cualquier otro país. Ocho días antes de cederle el poder a Donald Trump, puso fin a la política migratoria de «pies secos/pies mojados», que permitía quedarse en el país a los cubanos indocumentados que lograran pisar territorio estadounidense.

«Al dar este paso, estamos tratando a los inmigrantes cubanos de la misma manera que tratamos a los inmigrantes de otros países», aseguró en un comunicado. «Con efecto inmediato, los cubanos que intenten entrar ilegalmente en Estados Unidos y no cualifiquen para recibir un alivio humanitario estarán sujetos a deportación, de acuerdo con la ley estadounidense», precisó Obama.

La política eliminada hoy fue adoptada en 1995 y consistía en que los isleños que se interceptaban en el mar («pies mojados») eran devueltos a Cuba, mientras que los que lograban tocar tierra («pies secos») eran admitidos en Estados Unidos y se les permitía obtener la residencia permanente un año después desde su llegada. «Esta política se implementó hace más de veinte años y fue diseñada para una era diferente», aseguró Obama. Los cambios forman parte de un acuerdo bilateral firmado hoy en La Habana y por el que ambos países «declaran su intención de promover cambios en sus respectivas leyes migratorias».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D