The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad

España

Fuga de jueces en Cataluña: 211 se han ido a otras regiones desde el 'procés'

El último concurso de traslados, publicado este lunes en el BOE, contempla la salida de 25 magistrados que hasta ahora trabajaban en esa comunidad autónoma

Fuga de jueces en Cataluña: 211 se han ido a otras regiones desde el 'procés'
El rey Felipe VI durante el acto de entrega de los despachos.|EFE

Alerta entre los jueces de Cataluña por la incesante fuga de magistrados que vive la comunidad autónoma desde el ‘procés’ soberanista. Al menos 211 se han ido de Cataluña en los últimos cuatro años, mientras que tan solo 23 de otras partes de España han pedido voluntariamente esta región como destino en el mismo periodo. 

«El número de jueces que se han marchado de Cataluña ha sido muy numeroso desde 2018», admite Pablo Baró, portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) en la región. «Voluntariamente, del resto de España, nadie quiere venir. Los que vienen lo hacen por traslado forzoso, no queda más remedio que cubrir las vacantes con los jueces que acaban de salir de la Escuela Judicial», añade en declaraciones a THE OBJECTIVE

En los últimos cuatro años la proporción de jueces que se han ido de Cataluña mediante concursos de traslados está «absolutamente desequilibrada» en comparación con los que han llegado de forma voluntaria, según un reciente informe de la APM. En el año 2018 un total de 48 jueces se fueron y solo llegaron tres en concursos ; en 2019 se marcharon 40 y concursaron siete; y en 2020 salieron de esa comunidad autónoma 37 frente a siete llegados voluntariamente, según cifras recogidas en el mencionado documento.

El informe, fechado a mediados de octubre de 2021, afirma que hasta entonces ya se habían ido otros 61 jueces y únicamente habían llegado seis de forma voluntaria. Pero a estas cifras hay que añadir el último concurso de jueces publicado este lunes en el BOE, que recoge que a otros 25 se les ha concedido un destino fuera de Cataluña mientras que ninguno de otra región de España ha pedido ir a esa comunidad autónoma. 

En total, sumando a las cifras de la APM el último concurso, son 211 los jueces que se han ido de Cataluña desde 2018 y tan solo 23 los que han pedido su traslado a esa comunidad en el mismo periodo

Ese desequilibrio es la principal razón por la que 73 de los 188 nuevos jueces de la 70ª promoción de la Escuela Judicial, que recibieron ayer sus despachos de manos del rey Felipe VI, tendrán su primer destino en Cataluña. La comunidad autónoma se quedará con hasta 80 plazas vacantes durante las próximas semanas, hasta que a mediados de diciembre los magistrados que acaban de salir de la Escuela Judicial ocupen sus nuevas plazas, según alertó la semana pasada el propio Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). 

De los 188 nuevos jueces que recibieron ayer sus despachos, tan solo once tienen su residencia en Cataluña

Ya el año pasado, el 90% de los destinos para los nuevos integrantes de la carrera estaban en Cataluña, que cuenta con un total de 837 plazas para jueces y magistrados. La región sufre un déficit de 64 plazas sin ocupar este año, la cifra más alta de los últimos diez años, según las cifras del TSJC.

«Nadie quiere venir»

«Nadie quiere venir aquí. El problema existe y es un problema muy grave no solo para los jueces sino también para el servicio que podemos dar a los ciudadanos», recalca por su parte el juez Jesús Gómez, portavoz de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV) en la región. «El que viene a Cataluña lo hace mediante traslado forzoso y en cuanto cumple un año en el juzgado pide el traslado a otra región», añade.

Tanto la APM como la AJFV sitúan el ‘procés’ separatista entre las principales razones que motivan esta fuga de jueces y la situación de interinidad que viven los juzgados catalanes. «Es evidente que la situación sociopolítica que vive Cataluña está incidiendo en esta situación», señala Gómez. 

En la misma línea, el portavoz de la APM en Cataluña, Pablo Baró, apunta a «las declaraciones de los representantes públicos o políticos catalanes que tachan de fascistas a los jueces y que, por otro lado, llaman a la desobediencia y al incumplimiento de las sentencias». «El último ejemplo lo vimos la semana pasada con la sentencia del Tribunal Supremo sobre la inmersión lingüística», apostilla. 

Piden un complemento salarial

Sin embargo, el ‘procés’ no es la única razón del éxodo de jueces. El elevado coste de vida en Cataluña hace que los magistrados que son de otras comunidades eviten pedir el traslado a esa región. Además, el número de opositores que produce Cataluña para la carrera judicial no es suficiente para cubrir todas las vacantes que hay en los juzgados catalanes. Por ejemplo, de los 188 nuevos jueces que recibieron ayer sus despachos, tan solo once tienen su residencia en Cataluña.

De ahí que, en línea con la propuesta efectuada la semana pasada por el TSJC, las dos asociaciones mayoritarias de magistrados pidan un sistema de incentivos y complementos salariales para los jueces que trabajan en Cataluña y para intentar atraer a la región a quienes desempeñan su trabajo en otras partidas judiciales.

«Lo que no puede hacer el Estado es que las vacantes no se cubran. Hay que ofrecer incentivos profesionales y económicos para que ser juez en Cataluña vuelva a ser atractivo», indica Pablo Baró. 

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D