Publicidad

España

ERC gana la batalla de la Memoria Democrática: el Gobierno entierra su ley estrella

Fuentes socialistas informan de que «se aparca» la Memoria Democrática que esperaban aprobar en primavera porque los republicanos no ceden en derogar la de Amnistía

ERC gana la batalla de la Memoria Democrática: el Gobierno entierra su ley estrella
Flickr Moncloa

ERC gana la batalla de la Memoria Democrática. El PSOE ha decidido aparcar sine die su ley estrella en el plano de la batalla ideológica, que provocó una primera colisión entre el Gobierno y su socio prioritario, ERC, a mediados de noviembre por la voluntad de los republicanos de derogar la Ley de Amnistía de 1977. El texto del anteproyecto aprobado por el Consejo de Ministros y pactado entre PSOE y Podemos abrió un melón en su tramitación parlamentaria al incorporar una enmienda pactada con Podemos y ERC que dio lugar a la interpretación de sus socios de que se abría la puerta a juzgar los crímenes del franquismo que históricamente han solicitado desde la formación republicana. 

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, heredó el proyecto de Ley redactado por la ex vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y tuvo que lidiar con la cuestión para intentar aplacar los ánimos, sin éxito. La premisa de partida de que «no se puede derogar la Ley de amnistía porque las leyes penales no pueden ser retroactivas» motivó el enorme enfado del portavoz republicano, Gabriel Rufián, quien llegó a acusar al Gobierno de «mentir y vender humo en un tema terriblemente serio» con la redacción del anteproyecto, que no dejaba lugar a dudas. 

El enfrentamiento dejó a los pies de los caballos a Bolaños, quien decidió aplazar temporalmente la tramitación de la norma en el Congreso, donde había concluido el plazo de presentación de enmiendas. Los siguientes pasos eran la constitución de la ponencia para elevar la cuestión a la comisión del ramo y posteriormente al pleno, lo cual se esperaba para el siguiente periodo de sesiones a partir del mes de febrero. Pero la novedad es que el PSOE ha decidido enterrarla en el mismo cajón en el que se quedó la reforma del Código Penal para rebajar los delitos de sedición y rebelión. 

«La Ley de memoria está aparcada», defienden fuentes del grupo parlamentario socialista ante la necesidad de «cerrar otros frentes» en el capítulo económico, prioridad del Palacio de la Moncloa y que motiva la doble convocatoria semanal de los Consejos de Ministros hasta finales de año. Una marcha atrás respecto a una de sus leyes más simbólicas y que cuestiona el papel de Félix Bolaños por tratarse de su área, ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, y por verse forzado a dar marcha atrás pese a tratarse del perfil de mayor peso negociador del nuevo Gobierno surgido tras la crisis del mes de julio. 

Así las cosas, ERC sale victoriosa al no avanzar un proyecto para el que había anunciado su voto en contra por ser «claramente insuficiente» y por haberse sentido engañada por el Ejecutivo. Desde Moncloa se manifestaron sorprendidos por una polémica que atribuyeron al intento por contentar a sus socios en el plano retórico porque «tenemos los diputados que tenemos» y «es una enmienda que se deriva del consenso» pero confiaron en que «ERC no se borre» del apoyo. Exactamente lo que ha ocurrido y motivado que el Gobierno de marcha atrás.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D