Esperanza Aguirre dimite por el caso de Ignacio González

Política y conflictos

Esperanza Aguirre dimite por el caso de Ignacio González
Foto: JUAN MEDINA

Esperanza Aguirre ha presentado este lunes su dimisión como portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Madrid. Su decisión se produce después de que el pasado viernes el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, ordenara el ingreso en prisión del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, acusado de corrupción, en el marco en la operación Lezo. Aguirre, vinculada estrechamente a González desde hace años, ha dado a conocer su dimisión mediante una rueda de prensa que se esperaba ya desde el mismo viernes, según especularon los medios y fuentes de su propio partido, el PP.  «Ahora me siento engañada y traicionada, no vigilé más. Este auto y prisión no son una prueba definitiva contra Ignacio González, y eso significa que yo no vigilé todo lo que debía, y por eso dimito de mi cargo como portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Madrid», ha dicho Aguirre tras manifestar que pidió explicaciones a González sobre presuntas irregularidades cuando salieron las primeras informaciones sobre su actuación en torno a la gestión del Canal de Isabel II. «Tengo como norma no eludir mis responsabilidades y por eso presento mi dimisión», ha añadido Aguirre.

Esperanza Aguirre fue presidenta de la Comunidad de Madrid entre 2003 y 2012, periodo en el que González ejerció como su mano derecha, controlando el Canal de Isabel II. El día 17 de septiembre de 2012, Esperanza Aguirre anunció su dimisión tras 29 años dedicados a la política, en una rueda de prensa sorpresa en la que explicó que su renuncia se debía a problemas de salud y a cuestiones personales. Su sucesor como presidente en funciones del gobierno regional fue su vicepresidente, Ignacio González, que posteriormente fue elegido para el cargo por la Asamblea.

En 2015, Aguirre volvió a la política activa para liderar la lista del PP en las elecciones municipales, que ganó pero sin mayoría absoluta. Un acuerdo entre Podemos y PSOE impidió al PP gobernar y Aguirre se quedó como líder de la oposición. En febrero de 2016 se produjo una segunda dimisión por parte de la que en un día fue una de las políticas más influyentes del PP, al anunciar su renunciar a la Dirección del PP madrileño por su «responsabilidad política in vigilando» ante distintas imputaciones de corrupción por el caso Púnica de dirigentes del partido en su comunidad.

Aguirre ha mantenido desde hace unos años intensos tiras y aflojas con las actual dirección del PP, incluido el presidente Mariano Rajoy, y mantiene una tensa relación con la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que recientemente ganó el Congreso del PP en Madrid.