The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad

Sociedad

El pulsioxímetro, una herramienta clave para detectar la silenciosa neumonía por coronavirus

Muchos pacientes de coronavirus no muestran sensación de ahogo ni dificultad para respirar a pesar de tener una neumonía avanzada

El pulsioxímetro, una herramienta clave para detectar la silenciosa neumonía por coronavirus
Reuters

Desde que el coronavirus comenzó a expandirse por el mundo, científicos de todas partes investigan sin descanso esta nueva enfermedad, mientras los médicos tratan de encontrar un tratamiento que pueda evitar muertes por la COVID-19, confiando en su experiencia y en lo poco que, por el momento, se conoce del virus.

Una de las pocas cosas que tienen claro los médicos sobre este nuevo virus es que causa en muchos pacientes una neumonía muy grave que es la que, en muchos casos, lleva a la muerte. Por eso, los esfuerzos se centran en encontrar un tratamiento para esta neumonía y en conseguir detectarla al principio de la enfermedad y no cuando esté ya avanzada.

A mediados de abril, el médico de emergencias Richard Levitan, con más de 30 años de experiencia y experto en sistemas de intubación, escribía en el New York Times que los pulsioxímetros pueden ser nuestros grandes aliados para detectar a tiempo la neumonía causada por el coronavirus y defendía que todos los pacientes, por pocos síntomas que pudieran tener, deberían medir su saturación de oxígeno para estar atento a cualquier signo de cambio.

Para entender por qué medir la saturación de oxígeno podría ser vital en muchos casos de coronavirus, además del testimonio del doctor Levitan, hablamos con el neumólogo David de la Rosa, coordinador del Área de Infecciones Respiratorias y Tuberculosis de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

El pulsioxímetro, una herramienta clave para detectar la silenciosa neumonía por coronavirus 1
Foto: Benoit Tessier | Reuters

Una neumonía silenciosa

Lo que más ha desconcertado a los médicos que durante esta pandemia han tenido que aprender sobre la marcha sobre el coronavirus es la falta de síntomas de la neumonía que provoca a muchos de los pacientes.

Habitualmente, cuando alguien sufre una neumonía, uno de los principales síntomas es la sensación de ahogo, la dificultad para respirar, explica De la Rosa. Sin embargo, muchos de los pacientes que llegan a urgencias con otros síntomas de coronavirus, como tos y fiebre, no tienen sensación de ahogo a pesar de tener una saturación de oxígeno muy por debajo de lo normal, señala el neumólogo.

“Estamos empezando a reconocer que la neumonía por COVID-19 inicialmente causa una forma de privación de oxígeno llamada hipoxia silenciosa”, explica Levitan.

El nivel de oxígeno normal en una persona sana está en torno al 98%, nos explica De la Rosa. Cuando este nivel se sitúa en torno al 95%, ya se considera que puede haber algún problema respiratorio y normalmente la persona muestra síntomas. En el caso de los pacientes de coronavirus, muchos llegan al hospital con un 90% de saturación sin mostrar ningún síntoma respiratorio, cuenta el neumólogo. “A veces los ves que están respirando más rápido, que eso es señal de que algo va mal. Si lo normal es respirar unas 20 veces por minuto, pues ves que lo hacen 30. Y aún así, ellos no sienten nada”, dice De La Rosa.

El pulsioxímetro, una herramienta clave para detectar la silenciosa neumonía por coronavirus 3
Foto: Pete | Flickr

Por eso, cuando el paciente llega al médico con sensación de ahogo, presión en el pecho o dificultad para respirar, normalmente la neumonía se encuentra ya en un estado muy avanzado. “Para mi sorpresa, la mayoría de pacientes que vi decían que habían estado enfermos durante una semana con fiebre, tos y fatiga, pero solo habían notado falta de oxígeno el día que vinieron al hospital. Su neumonía llevaba ahí claramente durante días, pero para el momento en el que sentían sensación de ahogo y venían al hospital, estaban ya a menudo en una condición crítica”, explica Levitan sobre su experiencia.

Además, otra característica que preocupa a los médicos es el rápido empeoramiento de algunos pacientes, apunta De la Rosa, que asegura que ha visto cómo pacientes que habían mejorado notablemente y que estaban estables empeoraban de repente y fallecían en unas pocas horas.

El pulsioxímetro, una herramienta clave

Para detectar esta neumonía a tiempo, el doctor Levitan se muestra convencido de que sería necesario que todos los pacientes tuvieran acceso a un pulsioxímetro, ya sea en su casa o en la consulta del médico. “El uso extendido del pulsioxímetro podría ser un sistema de alerta temprana para los problemas respiratorios asociados con la neumonía por coronavirus”, dice Levitan.

Por su parte, De la Rosa considera que lo ideal sería que cuando un paciente llega con síntomas como tos y fiebre, se le dé un pulsioxímetro, se le enseñe a utilizarlo y se le llame una o dos veces al día para comprobar que los niveles son normales. Sin embargo, opina que esto sería la manera de hacerlo “en un mundo ideal”, pues con la escasez de material y personal que se ha vivido en esta pandemia, no sería viable.

En la actualidad, considera el neumólogo, hay que hacer otras inversiones más urgentes, pero reconoce que una inversión en pulsioxímetros al principio de la pandemia habría sido útil para controlar mejor la evolución de los pacientes.

Ahora, tener acceso a este aparato o no depende de la proactividad del paciente y de sus recursos económicos, explica De la Rosa, que señala que aunque se pueden encontrar a precios bastante reducidos, uno bueno y bien calibrado suele rondar los 70 euros de precio aproximadamente.

El pulsioxímetro, una herramienta clave para detectar la silenciosa neumonía por coronavirus 2
Foto: Yves Herman | Reuters

¿Salvaría vidas tener más pulsioxímetros?

Sobre esta cuestión, De la Rosa es bastante cauteloso. “Se detectaría antes la neumonía, pero no te puedo asegurar que se vayan a salvar vidas”, porque ahora mismo los tratamientos que se están usando para el coronavirus son para otras enfermedades, no son específicos, y todavía no hay evidencia científica de que tengan una mayor efectividad si se aplican en momentos anteriores de la enfermedad, explica.

“Si me preguntas a mí, David de la Rosa, neumólogo desde hace más de 20 años y médico que trata el coronavirus, te diría que sí, que se salvarían vidas, pero no te lo puedo decir con seguridad porque no hay evidencia científica todavía”, insiste.

Por su parte, Levitan señala en su artículo de opinión que utilizar los pulsioxímetros con todos los pacientes que muestren síntomas leves y con todos aquellos que hayan dado positivo en la prueba de coronavirus ayudaría a detectar la neumonía con la suficiente antelación como para evitar su gravedad y, por tanto, la necesidad de usar respiradores y camas en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales, por lo que estos no se saturarían de la manera que lo hicieron en el pico de la pandemia.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D