Juno, la nave suicida que tratará de desvelar secretos de Júpiter

Futuro

Juno, la nave suicida que tratará de desvelar secretos de Júpiter
Foto: HANDOUT

La misión Juno pretende llegar a Júpiter el próximo 4 de julio. La fecha no está elegida al azar, es el día de la independencia de Estados Unidos. La NASA pretende que la nave, que tiene un tamaño similar a una cancha de baloncesto, se acerque al planeta más peligroso y más grande -tiene 300 veces más masa que la Tierra- del Sistema Solar. Será la primera misión a Júpiter que depende solo de la energía solar.

El interior de este mastodóntico planeta sigue siendo un verdadero misterio para la comunidad científica cuatro siglos después de las primeras observaciones realizadas por Galileo. La gran pregunta que sigue rodeando a este misterioso planeta es si, tras la espesa capa atmosférica que alberga más materia que todos los demás planetas, asteroides y cometas juntos, hay un núcleo hecho de elementos pesados, los ingredientes que dieron origen a la Tierra, Marte y el restos de planetas rocosos. La misión pretende hacer hasta 37 aproximaciones y acercarse hasta 4.667 metros sobre las nubes, pulverizando el récord actual de cercanía a este planeta, que fijó la nave Pioneer 11 en 1974. Si esto lo consigue, Juno fotografiará por primera vez los polos del planeta y tomará las fotografías de mayor resolución de su superficie que se han obtenido nunca.

Su peligrosidad es mayor cuanto más te acercas a él, ya que posee un potente campo magnético que funciona como balas para cualquier elemento que se acerque. De hecho, la nave una vez finalice su misión, que durará 20 meses, se sumergirá en una ruta suicida hasta que las presiones la destruyan.