Kenia impone la ley más dura del mundo contra las bolsas de plástico

Economía y capital

Kenia impone la ley más dura del mundo contra las bolsas de plástico
Foto: | Reuters

Los kenianos que produzcan, vendan o incluso usen bolsas de plástico correrán el riesgo de ir a prisión por un periodo de cuatro años o enfrentarse a multas de 40.000 dólares. Se trata de la ley más dura del mundo para reducir la contaminación plástica y que ha entrado en vigor hoy lunes.

De esta forma, esta nación de África Oriental se une a más de 40 países que han prohibido o gravado impuestos a las bolsas de plástico de un solo uso, como China, Francia, Ruanda e Italia.

Desde el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente en Kenia (PNUMA), denuncian que muchas bolsas se tiran al océano estrangulando a las tortugas, asfixiando a las aves marinas y llenando el estómago de los delfines y las ballenas hasta que mueren de hambre. «Si seguimos así, para 2050, tendremos más plástico en el océano que peces«, ha señalado Habib El-Habr, experto en basura marina de PNUMA, que asegura que una bolsa de plástico tarda entre 500 y 1.000 años en descomponerse.

Por otro lado, el veterinario Mbuthi Kinyanjui, de los mataderos de Nairobi, asegura que diariamente extraen decenas de bolsas del estómago de las vacas. «Esto es algo que no encontrábamos hace diez años, pero ahora es  diario».

La ley de Kenia permite a la policía perseguir a cualquiera que lleve una bolsa de plástico. Pero Judy Wakhungu, la ministra de Medio Ambiente de Kenia, dijo que la aplicación se dirigiría inicialmente a los fabricantes y proveedores.