La crisis de Yemen del Sur se agrava tras proclamación de la autonomía de los separatistas

Política y conflictos

La crisis de Yemen del Sur se agrava tras proclamación de la autonomía de los separatistas
Foto: Mohamed Abdelhakim

Los separatistas de Yemen del Sur han proclamado este domingo la autonomía después de que el acuerdo de paz con el Gobierno quedara en papel mojado, complicando un conflicto que ya dura más de cinco años y que ha provocado la peor crisis humanitaria del planeta. Los separatistas han declarado que «la autonomía» de la región entraba en vigor a las 00H00 de este domingo. «Un comité de autonomía iniciará sus trabajos sobre la base de una lista de tareas asignadas por la presidencia del Consejo», añade en un comunicado.

El principal enfrentamiento armado en Yemen enfrenta a los rebeldes hutíes, apoyados por Irán y que controlan el norte del país incluida la capital Saná, y las fuerzas gubernamentales, apoyadas militarmente por una coalición liderada por Arabia Saudí. Pero dentro del campo leal también hay profundas divisiones entre el Gobierno en el exilio, en Adén (sur), y el STC. Aunque el pasado 5 de noviembre firmaron en Riad un acuerdo para tratar de superar sus diferencias después de que los separatistas tomaran el control de Adén, el movimiento separatista Consejo de Transición del Sur (STC, por sus siglas en inglés), ha acusado este domingo al Gobierno de incumplir los términos del mismo y de «conspirar» contra la causa del sur.

El Gobierno ha condenado rápidamente la proclamación. Los separatistas, que buscaban hace tiempo la independencia en el sur, serán responsables del resultado «catastrófico y peligroso» de esta decisión, advirtió. La ruptura entre los antiguos aliados se produce en momentos en que la coalición encabezada por Arabia Saudí, que respalda al Gobierno internacionalmente reconocido en su batalla contra los hutíes, ha prolongado un alto el fuego unilateral para frenar la pandemia del nuevo coronavirus.

A pesar de la tregua -rechazada por los hutíes-, los combates prosiguen en Yemen, que registra el peor desastre humanitario del mundo, según Naciones Unidas. Poco después del anuncio del fin del acuerdo entre el Gobierno y el STC este domingo, los habitantes de Adén han comprobado un despliegue masivo de fuerzas de este último en la ciudad. Una fuente separatista ha declarado que se habían establecido puestos de control «en todas las instalaciones gubernamentales, entre ellas el banco central y el puerto», mientras los vehículos militares recorren la ciudad enarbolando la bandera del movimiento. Sin embargo, algunas ciudades han declarado que no reconocen la declaración de autonomía del STC. El ministro yemení de Relaciones Exteriores, Mohamed al Hadhrami, ha declarado que la decisión del STC es «una extensión de la rebelión».