The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

México

La foto que conmociona a México: un padre y su hija se ahogan tratando de llegar a EEUU

Última actualización: 26 Jun 2019, 10:45 am CEST
Foto: Stringer | Reuters

Óscar Martínez Ramírez tenía 25 años, era cocinero y venía de El Salvador. Su hija Valeria tenía un año y 11 meses. La fotografía de ambos ahogados en el río Bravo en la frontera de México con Estados Unidos ha vuelto a desvelar la crudeza del drama migratorio. Como en su momento ocurrió con la imagen de Aylan, el pequeño sirio de tres años que falleció tratando de cruzar el Mediterráneo, vuelve a ser necesaria una foto para despertar conciencias.

La familia había llegado a Tapachula, en el estado de Chiapas, la semana pasada para pedir asilo político en EEUU. Ante la desesperación por la lentitud en los tramites decidieron junto con otros migrantes cruzar el río Bravo desde la ciudad de Matamoros, según ha explicado la madre de la niña, Tania Vannesa Ávalos.

La mujer de 21 años también trató de pasar el río acompañada por otro amigo de la familia, pero ambos desistieron y regresaron al lado mexicano. El agua se llevó primero a la niña y su padre salió en su ayuda, según ha relatado Ávalos. Debido al agotamiento y al fuerte caudal del río se los llevó la corriente ante la mirada y los gritos desesperados de la madre, que alertó a las autoridades.

Este lunes fueron encontrados sus cuerpos ahogados en las orillas del río, entre unas ramas y a unos kilómetros del puente internacional de Matamoros que une esta ciudad con Brownsville (Texas).

Las imágenes muestran que el padre logró alcanzar a la niña y la metió debajo de su camiseta para que no se la llevara la corriente. Sin embargo, ambos murieron ahogados antes de llegar a la orilla estadounidense. La imagen de sus cuerpos, encontrados boca abajo, ha conmocionado a México.

Trump y la política migratoria

El endurecimiento de la política migratoria mexicana fue producto de la presión de Estados Unidos. Miles de migrantes de Honduras, El Salvador y Guatemala, pero también de Cuba, Haití y diversos países africanos y asiáticos, han ingresado desde octubre a México en varias caravanas a través la frontera sur.

Ante el aumento del número de migrantes irregulares y de solicitantes de asilo que llegan a EEUU, el presidente de ese país, Donald Trump, amenazó el 30 de mayo pasado con imponer aranceles a todas las importaciones mexicanas.

El 7 de junio se anunció un acuerdo que prevé el envío de 6.000 efectivos de la Guardia Nacional de México a la frontera sur, entre otras medidas para contener la migración. A cambio, Estados Unidos retiró la amenaza de los aranceles.

Este lunes, el Gobierno de México anunció el despliegue de más de 20.000 efectivos, entre militares, marinos y miembros de la Guardia Nacional, en las fronteras norte y sur de México.