La ONU alerta de graves daños para la salud si no se frena el deterioro medioambiental

Mundo ethos

La ONU alerta de graves daños para la salud si no se frena el deterioro medioambiental
Foto: Aaron Favila

La salud de la humanidad estará cada vez más amenazada si el mundo no toma medidas urgentes para frenar y reparar los graves daños causados al medio ambiente, ha advertido hoy Naciones Unidas (ONU) durante la presentación en Nairobi (Kenia) del informe más exhaustivo y riguroso que se ha hecho hasta ahora sobre el estado del medio ambiente en el planeta.

La resistencia antimicrobiana podría convertirse en una de las principales causas de muerte en 2050 debido a la contaminación del agua, añade el informe en el que los autores destacan que el mundo tiene a su disposición las herramientas necesarias – la ciencia, la tecnología y las finanzas – para evitar mayores riesgos, y plantea, entre otras medidas, que si se destina el 2% del PIB a inversiones verdes, se reducirá el impacto climático y la pérdida de ecosistemas, mientras se mantiene el crecimiento económico proyectado.

El informe de ONU Medio Ambiente o GEO-6, elaborado durante los últimos cinco años por un equipo de 250 científicos y expertos de más de 70 países, indica que, o se aumentan drásticamente las protecciones ambientales o podrían producirse millones de muertes prematuras a mediados de siglo en ciudades y regiones de Asia, Medio Oriente y África.

En el documento Perspectivas del Medio Ambiente Mundial, se alerta del problema que presenta la resistencia antimicrobiana como principal causa de muerte para mediados del siglo por culpa de los contaminantes en el agua dulce. Además, advierte de que «los interruptores endocrinos afectarán la fertilidad masculina y femenina, así como al desarrollo neurológico infantil».

A pesar de las alertas, aún falta más apoyo por parte de los líderes políticos y empresariales, «que se aferran a modelos obsoletos de producción y desarrollo«, indica el informe.

Nairobi reúne estos días a los ministros de Medio Ambiente del mundo en el marco de la IV Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el máximo foro global de toma de decisiones ambientales. Se espera que las negociaciones aborden temas críticos como detener el desperdicio de alimentos, promover la movilidad eléctrica y enfrentar la crisis de contaminación por plásticos en los océanos, entre otros desafíos apremiantes. La Asamblea se clausura el viernes 15 de marzo.

«La información científica es clara. La salud y la prosperidad humanas están directamente relacionadas con el estado del medio ambiente», ha manifestado Joyce Msuya, directora ejecutiva Interina de ONU Medio Ambiente. «Este informe ofrece una perspectiva de la humanidad: nos encontramos en una encrucijada. ¿Continuamos por nuestra ruta actual, que nos llevará a un futuro sombrío, o escogemos el camino del desarrollo sostenible? Esa es la elección que deben hacer nuestros líderes políticos, ahora».

Si lo que se quiere es un futuro saludable, con personas sanas, lo que los expertos proponen es la necesidad de sustituir el modelo de desarrollo actual basado en la premisa de «crecer ahora, limpiar después» por un modelo económico de «cero residuos» para el año 2050.

En estos momentos, el mundo no está en la senda de cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030 ó 2050, de ahí que en el informe se inste a adoptar medidas urgentes, «ya que cualquier retraso en la acción climática aumentará el coste de alcanzar los objetivos del Acuerdo de París o revertirá el progreso logrado hasta ahora».

Entre los consejos que incluye el informe destaca adoptar dietas menos intensivas en carne y reducir el desperdicio de comida. En este sentido, se denuncia que el 33% de los alimentos del mundo se desperdicia y 56% de esos residuos se genera en los países industrializados. «De no adoptar acciones, será necesario aumentar la producción de alimentos en 50% para satisfacer la demanda de entre 9.000 y 10.000 millones de habitantes del planeta en 2050», añade el documento.

El informe dedica también atención al problema cada vez mayor de los plásticos y los expertos hacen un llamamiento de frenar el flujo de «ocho millones de toneladas de residuos plásticos que llegan a los océanos cada año». Aunque este problema ha recibido mayor atención en los últimos años, todavía no existe un acuerdo global para abordarlo.

Acciones

Los autores destacan avances en la recopilación de estadísticas ambientales, en particular en el campo de los datos geoespaciales, y resaltan que existe un gran potencial para impulsar el conocimiento a través del big data y el fortalecimiento de la cooperación entre agentes públicos y privados para la recopilación de datos.

Las intervenciones de políticas que abordan sistemas completos –como la energía, los alimentos y los residuos–, en lugar de problemas específicos –como la contaminación del agua–, pueden ser mucho más efectivas, añaden. «Por ejemplo, un clima estable y un aire limpio son resultados interconectados; las medidas de mitigación climática para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París costarían alrededor de 22.000 millones de dólares, pero reducir la contaminación del aire traería beneficios acumulados para la salud de hasta 54.000 millones».

La ONU alerta de graves daños para la salud si no se frena el deterioro medioambiental

Nairobi acoge la IV Asamblea de Medio Ambiente de Naciones Unidas. | Foto: Baz Ratner | Reuters

«El informe muestra que ya existen políticas y tecnologías para diseñar nuevas vías de desarrollo que eviten los riesgos, y produzcan salud y prosperidad para todas las personas», han manifestado Joyeeta Gupta y Paul Ekins, copresidentes del proceso GEO-6. «Lo que falta actualmente es la voluntad para aplicar políticas y tecnologías a una velocidad y una escala suficientes. La cuarta Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente debe ser la oportunidad para que los responsables de las políticas se enfrenten a los desafíos y aprovechen las oportunidades de un mejor futuro para la humanidad».