Londres rectifica y no ve desproporcionada la orden contra Ponsatí, pero dice que le falta "información esencial"

General

Londres rectifica y no ve desproporcionada la orden contra Ponsatí, pero dice que le falta "información esencial"
Foto: RUSSELL CHEYNE| Reuters

Reino Unido ha aclarado que la orden de detención y entrega de la exconsejera catalana Clara Ponsatí, que reside en Escocia, no es «desproporcionada» y ha solicitado más información al Gobierno de España para poder tramitar la euroorden dictada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

Reino Unido ya se ha disculpado por la «malinterpretación» de su primera comunicación en respuesta a un documento de SIRENE (Solicitud de Información Complementaria a la Entrada Nacional, por el que se comunican las órdenes de detenciones europeas) cursado por España.

En un segundo documento del Servicio Nacional SIRENE del Reino Unido se indica que «en nuestro mensaje anterior nuestra respuesta es incorrecta al declarar que la orden era desproporcionada. No es desproporcionada, actualmente carece de información esencial. Pedimos disculpas por esta falta de comunicación».

El documento del Servicio Nacional SIRENE del Reino Unido refiere, sin embargo, que «actualmente, la solicitud no proporciona suficientes detalles de la naturaleza del delito; también carece de una descripción de la hora y el lugar en el que fue cometido. La solicitud también debe mostrar una conexión clara entre el delito y el individuo nombrado».

Por ello, este servicio británico pide, con carácter urgente, que se proporcionen esos detalles adicionales y una vez se reciban y sean certificados por la National Crime Agency (NCA), se ordenará la detención y remitirá la solicitud de entrega a las autoridades judiciales británicas de Clara Ponsatí por su supuesta responsabilidad en el procés.

Se trata de la segunda euroorden de detención que se emite contra Ponsatí por su papel en la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre. En julio del año pasado, después de que Llarena desestimase la extradición del expresidente catalán Carles Puigdemont desde Alemania, la orden contra ella se retiró y el juicio fue anulado. Tras salir de España en 2017, Ponsatí permaneció unos meses en Bélgica junto a Puigdemont y en marzo de 2018 se reincorporó a su puesto en la Universidad de St Andrews en Escocia.