Los duques de Sussex muestran por primera vez a su hijo, Archie

Mundo ethos

Los duques de Sussex muestran por primera vez a su hijo, Archie
Foto: Toby Mellville| Reuters

El príncipe Enrique y su esposa Meghan Markle han presentado por primera vez a su bebé, Archie. Durante su visita en Ciudad del Cabo, los duques de Sussex han hecho su primera salida oficial con Archie, donde han tomado el té con el premio Nobel de la Paz Desmond Tutu, figura clave en la lucha contra el apartheid. 

La familia real, que actualmente está realizando una gira de diez días por el sur de África, ha llegado sonriente a la Fundación Tutu, situada en un edificio centenario construido por personas esclavizadas, donde ha sido acogida por el exarzobispo anglicano de 87 años y su esposa Leah

A su llegada, el exarzobispo, que no goza de buena salud, los saludó de pie con un bastón en la mano, antes de besar en la frente al bebé de 4 meses.

Las dos parejas han estado reunidas durante media hora tomado té con galletas, una de ellas con forma de corazón en homenaje a Archie.

Mientras las cámaras inmortalizaban la escena, el príncipe Enrique ha afirmado que su hijo, regordete y alegre vestido con un mono de algodón orgánico a rayas blancas y celestes de H&M, «sabe exactamente lo que está pasando». «Es un alma vieja«, ha dicho Meghan, mientras que Harry comentó: «Creo que ya está acostumbrado«.

«Los sudafricanos los quieren mucho«, ha explicado Desmond Tutu a los visitantes. «Es muy agradable escuchar esto», ha respondido la duquesa de Sussex, que lucía un vestido suelto con estampado blanco y negro.

Se trata de la primera salida oficial de Archie, quien nació el 6 de mayo. Sus padres lo han protegido hasta ahora de los medios de comunicación. Así mismo, las apariciones públicas de Desmond Tutu, que sufre de cáncer, también son escasas desde hace años.

El clérigo recibió el premio Nobel de la Paz en 1984 por su compromiso contra el régimen segregacionista del apartheid, abolido oficialmente en 1994.

La pareja llegó el lunes a Sudáfrica en una gira de diez días por el sur de África, centrada en temas de gran interés para el duque y la duquesa, como los derechos de la mujer, la lucha contra la pobreza y la defensa de los animales.

Durante la visita a una zona marginal del país, Meghan ha confesado a un grupo de jóvenes que estaba visitando el país no solo como miembro de la Familia Real, sino también «como una mujer de color y como su hermana«.

Este miércoles por la tarde, el príncipe Enrique continuará su gira en solitario por Botsuana, Angola y Malaui, mientras su esposa continuará sus compromisos en Sudáfrica, donde volverá a encontrarse con el duque el 2 de octubre.