The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Sudáfrica

Miles de personas protestan en Sudáfrica por el aumento de la violencia contra las mujeres

Lidia Ramírez

En agosto, más de 30 chicas fueron asesinadas en Sudáfrica, según la ministra de Desarrollo Rural y Reforma Agraria, Maite Nkoana-Mashabane; y se cometen por día, según cifras oficiales, 137 delitos sexuales contra las mujeres. Por ello es que miles de mujeres, vestidas de negro y morado en conmemoración de quienes perdieron la vida en agosto, el mes más mortal por crímenes violentos contra las mujeres que el país haya visto, se han echado a la calle en Ciudad del Cabo al grito de "Ya es suficiente" o "Mi cuerpo no es la escena de tu crimen".

De esta forma, las manifestantes, que marcharon al Parlamento, piden que se declare el estado de emergencia. Además, miles de personas, incluidas celebridades locales, han recurrido a las redes sociales para expresar su enojo y frustraciones por los asesinatos bajo los hashtags #NotInMyName #AmINext y #SAShutDown.

La activista Lucinda Evans se dirigió a los manifestantes frente al Parlamento, afirmando que la lucha contra la violencia de género es un proceso de 365 días. “Como país estamos en crisis. La violencia contra las mujeres, los niños y el colectivo LGBTIQ + está una crisis", ha señalado.  De esta forma, se ha dirigido a los ministros del país para preguntarles: "¿Cuándo vais a responsabilizar a estos hombres que nos han estado fallando durante tanto tiempo?". "Si este gobierno no nos protege, nosotras, como mujeres de Sudáfrica , lo llevaremos a la corte constitucional", ha gritado Evans mientras la multitud vitoreaba.

Por su parte, el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, en un discurso improvisado a los manifestantes, ha admitido que ya es hora de que su Gobierno tome medidas de emergencia para enfrentar y el asesinato de mujeres. "Ya es suficiente y vamos a actuar", ha dicho Ramaphosa, prometiendo anunciar más tarde una serie de medidas. “Los hombres que matan y violan deben permanecer en la cárcel de por vida. La ley debe cambiar. Una vez que hayas violado y matado no hay fianza ", ha señalado el mandatario a la multitud.

La primera de las víctimas del mes pasado en aparecer en los titulares nacionales fue Saadiqa Newman, una futura madre de 26 años que recibió ocho disparos. Denusha Witbooi fue asesinada en su coche por varios asaltantes desconocidos, mientras que la jinete ecuestre Meghan Cremer fue asesinada, atada y arrojada a una mina de arena.

Nathlia Pienaar, de seis años, murió después de que una bala la golpeara en la cabeza mientras saltaba a la comba en la puerta de su casa; Lynetter Volschenk fue encontrada descuartizada en su departamento en un horrible crimen cometido por un vecino, y el campeón de boxeo sudafricano, Leighandre Jegels, fue asesinado a tiros por su novio, un oficial de policía.

La gota que colmó el vaso para muchos fue cuando se descubrió el cuerpo de Uyinene Mrwetyana, una estudiante desaparecida de la Universidad de Ciudad del Cabo de 19 años. Desapareció el 24 de agosto cuando iba de camino para recoger un paquete en la oficina de correos local. Un empleado de la oficina finalmente confesó el crimen. La había violado y golpeado hasta matarla. Todo ocurrió dentro de la oficina de correos, que se encuentra al lado de una estación de policía.