Decenas de miles de españoles se manifiestan por mejores condiciones laborales en el Día del Trabajo

Economía y capital

Decenas de miles de españoles se manifiestan por mejores condiciones laborales en el Día del Trabajo
Foto: JAVIER BARBANCHO| Reuters

Decenas de miles de personas han salido esta tarde a la calle por toda España con motivo de la celebración del Primero de Mayo en el que las reivindicaciones feministas y las reclamaciones del colectivo de pensionistas han tenido gran protagonismo. Bajo el lema «Tiempo de ganar«, los principales sindicatos, UGT y CCOO, han convocado movilizaciones en más de 70 ciudades de todas las comunidades autónomas que serán el «prólogo» de un año de movilizaciones y lucha para recuperar los derechos perdidos en el Día Internacional del Trabajo.

La manifestación más numerosa —50.000 personas, según los organizadores, y 12.000, según la Delegación del Gobierno— ha sido la de Madrid, donde han participado los secretarios generales de CCOO, Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez, para reclamar un mejor reparto de la riqueza. En declaraciones a los medios antes de comenzar la manifestación, Álvarez aseguró que esa marcha era feminista, juvenil y pensionista y que marcará «un punto de inflexión, un antes y un después», y avisó al Gobierno y a la patronal de que «el país ha dejado de lado la resignación».

Las marchas han estado teñidas por el color lila en banderas, pañuelos y pancartas, en apoyo del movimiento feminista, con reivindicaciones como «Vivas, libres y unidas»Las responsables de igualdad de UGT y CCOO han cargado este martes contra la discriminación laboral de las mujeres y contra los recortes en la dotación presupuestaria de la lucha contra la violencia de género durante su intervención en los discursos posteriores a la manifestación del Primero de Mayo.

 

 

 

En Barcelona, miles de personas han salido a la calle también para reivindicar salarios y pensiones dignas y alzar la voz contra el retroceso que perciben en los derechos sociales en España y contra «la justicia patriarcal». La Guardia Urbana ha cifrado en 8.000 los asistentes, mientras que estas centrales aseguran que han movilizado a unas 30.000 personas.
La manifestación ha arrancado en la Via Laietana de Barcelona con una pancarta con el lema: «¡Ahora nos toca a nosotros! + igualdad, + empleo + salarios + pensiones». Delante de la pancarta principal se ha colocado otra con el lema «No es abuso. Es violación #Noesno», impulsada por colectivos feministas, para protestar contra la sentencia de La Manada.

 

Arrancan las más de 80 manifestaciones en España por el Día Internacional del Trabajo 3

Manifestación en Barcelona por el Primero de Mayo de 2018. | Foto: Lluis Gene/AFP

 

En Andalucía, miles de personas han reclamado empleo de calidad, igualdad y pensiones dignas, especialmente en el acto central de Huelva, donde han acudido, entre otros líderes políticos, el portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez, y el coordinador regional de IU, Antonio Maíllo.

La manifestación de Sevilla ha sumado 3.000 personas y la de Málaga, 5.000 según la Policía y 15.000 según los convocantes, aunque también ha habido movilizaciones en Granada, Córdoba, Jaén, Almería y Cádiz, donde ha participado la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez.

 

 

El recuerdo de las manifestaciones masivas del pasado 8 de marzo, que reivindicaron la igualdad para las mujeres en todos los ámbitos de la vida, y el respaldo a las movilizaciones semanales que mantienen los pensionistas han centrado los mensajes de los principales líderes sindicales en los actos convocados con motivo del Primero de Mayo en el País Vasco.

El secretario general del sindicato gallego CIG, Paulo Carril, ha anunciado hoy la convocatoria de una huelga general para el próximo 19 de junio y ha lanzado un llamamiento a las otras centrales sindicales para secundar la movilización.

 

Principales reivindicaciones

 

Entre las principales reivindicaciones que los sindicatos reclaman a la patronal está una subida salarial nítida en la negociación colectiva, para que los salarios recuperen poder de compra, subiendo por encima de los precios y sobre todo los más bajos.

En concreto, los sindicatos piden a la patronal una subida mínima del 3,1% —que resulta de la inflación prevista para 2018 (1,6%) más 1,5 puntos adicionales en concepto de recuperación del poder adquisitivo perdido—, con una cláusula de revisión salarial y un salario mínimo en convenio de 1.000 euros brutos mensuales.

Asimismo, ven necesario revalorizar las pensiones por encima del 0,25% que establece la norma actual y consideran el anuncio del Gobierno de subirlas conforme al IPC este año y el que viene un «mero parche» por lo que instan a derogar la reforma de 2013 para que en las tres próximas décadas el sistema continúe siendo público y suficiente.

También se centran en la lucha en favor de la igualdad y contra la precariedad laboral, en una mejora de la fiscalidad, mayores ayudas a los refugiados y un mayor apoyo a los sindicalistas pendientes de un juicio.

 

Movilizaciones de CSIF y USO

 

El tercer sindicato en número de afiliados, CSIF, ha convocado distintos actos en diferentes regiones para luchar por un acuerdo que permita a los empleados públicos recuperar el poder adquisitivo perdido y el empleo. Según su manifiesto, quiere que se supere «el obstáculo que supone la obsoleta normativa sindical» y acusa a UGT y CCOO de «postularse del lado del proceso soberanista«. Un reproche que también Ciudadanos ha hecho a los sindicatos.

La Unión Sindical Obrera (USO) celebra varios actos en distintas regiones, si bien el más importante tiene lugar en León, al que asistirá su secretario general, Joaquín Pérez, donde reclaman que la recuperación económica llegue a los trabajadores y pensionistas.

 

 

Por ello, USO insta al Gobierno a acometer una profunda reforma fiscal, elaborar un sistema de formación para el empleo de calidad, perseguir el fraude y los paraísos fiscales, apostar por las políticas de igualdad y diseñar nuevos planes energéticos y de infraestructuras. La manifestación convocada por USO en León parte de las Cortes de León y finaliza en la Plaza de Toros con un mitin que cerrará Pérez.

10 años después del comienzo de la crisis

 

Una década después de que comenzara la crisis económica «una herramienta de la patronal y del sistema político corrupto», CGT llama a manifestarse para que los bancos no sean más importantes que las personas, para que los servicios públicos no sean privatizados y contra el desmantelamiento del sistema público de pensiones.

CNT centra este año sus manifestaciones en la lucha contra los accidentes laborales, el empleo precario, la brecha y violencia de género, el machismo, las cárceles llenas de «supuestos terroristas» y contra los centros de internamiento de emigrantes. Por ello, han modificado el recorrido de la manifestación, que comenzará en la plaza de Oporto para terminar en el CIE de Aluche y, tras la cual, celebrarán una comida popular en el parque de Las Cruces, donde habrá un recital de poesía combativa.

 

 

Desde el Partido Comunista quieren que el Primero de Mayo sea una jornada de reivindicación, pero también de compañerismo y camaradería, por lo que llevarán a cabo una marcha por la Cuesta de Moyano y terminarán con una paella y música en directo en el Quiosco de la Reina, en la madrileña Ronda de Toledo.