Muere un inmigrante argelino en el polémico centro de retención español de Archidona

Sociedad

Muere un inmigrante argelino en el polémico centro de retención español de Archidona
Foto: JORGE GUERRERO

La policía española ha anunciado este viernes la apertura de una investigación tras encontrar muerto a un argelino en una prisión adonde fueron llevados en noviembre cerca de 500 inmigrantes llegados a España por mar, informa AFP. El cadáver ha sido encontrado este viernes en la prisión de Archidona, en Málaga, que el ministerio del Interior, Juan Ignacio Zoido, decidió emplear como centro «provisional» de retención de inmigrantes. El hombre tenía 36 años y era de nacionalidad argelina, según la policía española. Las primeras informaciones apuntan a que se ha suicidado ahorcándose.

«La Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer las circunstancias de la muerte del interno y se está a la espera de los resultados forenses«, ha indicado en un comunicado. «El cadáver ha sido hallado por funcionarios encargados de su custodia en el interior de su habitación individual», y no lograron reanimarlo, según la policía. La justicia había autorizado el 20 de noviembre pasado su internamiento en un centro de retención hasta el 18 de enero, ha apuntado la misma fuente.

Cerca de 500 migrantes, en su mayoría argelinos llegados por mar en pocas horas, han sido internados en la prisión de Archidona, de reciente construcción y hasta ahora nunca utilizada. La decisión ha sido condenada enérgicamente por las asociaciones defensoras de los derechos humanos, que consideraron como extrema esta medida. Precisamente este mismo viernes, Izquierda Unida ha registrado una proposición no de ley que “repruebe al ministro del Interior por grave vulneración de los derechos humanos” en relación con el uso de esta cárcel como centro de retención de inmigrantes. La proposición recuerda que «según sentencia firme del Tribunal Constitucional (115/1987, de 7 de julio) los inmigrantes sobre los que pesa una orden de expulsión no pueden ser recluidos en centros penitenciarios. Esto es lo que también contempla la actual Ley de Extranjería en su artículo 26.2, al indicar que estos estarán privados únicamente de derecho ambulatorio».

El gobierno español ha dicho que los centros habituales de retención, donde los inmigrantes esperan un máximo de 60 días a que se decida si se les devuelve a su país de origen, se encuentran saturados. En España, el número de llegadas de migrantes por mar se triplicó en 2017, y ha dejado además 223 muertos, según el último balance de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), una agencia de la ONU. Hasta el 20 de diciembre de este año, 21.468 personas han alcanzado las costas españolas por mar, tres veces y media más que el año anterior, cuando fueron 6.046.