Puigdemont asegura que ya está "todo a punto" para el referéndum

Política y conflictos

Puigdemont asegura que ya está "todo a punto" para el referéndum
Foto: Lluis Gene

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado este domingo que su ejecutivo ya tiene todo preparado para el referéndum del 1 de octubre, pese a haber sido declarado ilegal por los tribunales españoles. «El Gobierno  ya lo tiene todo a punto para que el domingo 1 de octubre los catalanes y las catalanas puedan ir a votar como han hecho siempre, con plena normalidad, porque en las urnas caben todos. Aquellos que quieren una Cataluña independiente y aquellos que legítimamente quieren seguir formando parte de España», ha afirmado Puigdemont, en este mensaje institucional previo a la celebración de la Diada del 11 de septiembre. El presidente ha añadido: «Porque las urnas unen, no dividen. Lo que divide, lo que degrada la democracia es no dejar votar«.

Con esta sentencia, Puigdemont ha declarado que le hubiera gustado que el referéndum catalán fuera similar al que se realizó en Escocia, pactado con el Gobierno británico. «Pero no ha sido posible porque el Gobierno español ha rechazado todas las peticiones de pacto» y no ha puesto «ninguna propuesta alternativa que permita una salida distinta», ha dicho.

Aún así, el presidente regional ha asegurado que se trata de un referéndum con «todas las garantías» y «legal” porque se aprobó “de acuerdo con las leyes” del Parlament, “sede de la soberanía popular”. “Solo el Parlament de Cataluña puede inhabilitar al Gobierno que yo presido. No hay ninguna otra instancia judicial o política que pueda hacerlo”, ha asegurado, en un nuevo desafío a las consecuencias judiciales que se puedan derivar de la querella de la fiscalía contra él y su Gobierno y las advertencias del Constitucional.

De esta forma, Puigdemont se reafirma en la celebración del referéndum: «Hacemos lo que dijimos que haríamos, cumplimos lo que prometimos, y eso dignifica la política y fortalece la democracia”. Con este mensaje institucional previo a la Diana, el presidente recuerda: «No es una Diada cualquiera, es una Diada muy importante, es una dia para expresar nuestra voluntad como pueblo y para proyectarnos en el futuro».

Sin el respaldo del Gobierno central para celebrar este escrutinio, el ejecutivo regional tiene que conseguir urnas de votación, habilitar puntos de sufragio, conseguir un censo o crear una autoridad electoral, entre otros preparativos que se han llevado a cabo con suma discreción ante la vigilancia de la justicia.

El Tribunal Constitucional suspendió el decreto de convocatoria firmado el pasado miércoles y la fiscalía se querelló contra todos los integrantes del Gobierno regional. También advirtieron a una larga lista de políticos, funcionarios y empresas de no colaborar en su organización.