Puigdemont se compara con Lluís Companys en el acto de alcaldes independentistas en Bruselas

Política y conflictos

Puigdemont se compara con Lluís Companys en el acto de alcaldes independentistas en Bruselas
Foto: PASCAL ROSSIGNOL| Reuters

El presidente del gobierno catalán destituido, Carles Puigdemont, se ha presentado en el acto en su apoyo hecho por 200 alcaldes independentistas que se han desplazado a Bruselas, donde pretenden «internacionalizar la persecución del Estado que sufren los representantes políticos catalanes», como lo había anunciado la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), organizadora del evento. Cuando ha tomado la palabra, se ha comparado con Lluís Companys, un predecesor de Puigdemont que fue detenido en 1934 y posteriormente fusilado bajo el franquismo.

El 6 de octubre de 1934, el presidente catalán Lluís Companys, de la izquierda republicana, proclamó un efímero “Estado catalán de la república federal de España”, que duró unas pocas horas.

“No existimos gracias a la Constitución española. Existimos desde mucho antes. Y tenemos el deber de mantener este legado”, ha afirmado este martes, desde la tarima, el expresidente de la Generalitat. Asimismo, ha indicado que “el fascismo español, ayudado por el nazismo, fusiló y ejecutó a Lluís Companys. Es un fascismo que hoy, en 2017, de manera totalmente impune, participa en manifestaciones convocadas por el partido que gobierna España en estos momentos”.

El pasado 9 de octubre, el vicesecretario de comunicaciones del Partido Popular, Pablo Casado, afirmó en referencia a los independentistas catalanes que “la historia no hay que repetirla, esperemos que mañana no se declare nada, porque a lo mejor el que lo declare acaba como el que lo declaró hace 83 años”, poco antes de la declaratoria unilateral de independencia promovida por Puigdemont y su Govern ante el Parlament. Con esta declaración, el portavoz del partido de Gobierno de Mariano Rajoy había suscitado una viva polémica en el país a la que hoy ha vuelto Puigdemont.

Un total de 200 alcaldes de los 948 municipios que hay en Cataluña han asistido este martes al evento en la sala del Centro Cultural Bozar de la capital belga. Junto a Puigdemont, han estado cuatro de sus consellers también requeridos por la justicia española acusados de rebelión, sedición y otros delitos, contra quienes pesa una euroorden de detención. El expresidente ha entrado al salón donde lo han esperado los alcaldes, bajo el grito de “¡President!”. Algunos de los ediles han publicado en sus redes sociales comentarios del encuentro.

Puigdemont también ha denunciado que sus colegas han sido “maltratados por las autoridades españolas” y ha cargado contra la Unión Europea. “Señor Juncker, señor Tajani, ¿es esta la Europa que queréis? ¿Es esta la Europa que nos invitáis a construir? ¿Aceptareis o no los resultados de los catalanes? Porque si la gente respalda la decisión del Parlament, ¿qué haréis? ¿Continuareis ayudando al señor Rajoy en este golpe de Estado?», ha increpado. 

También ha asegurado que el español, es “un Estado que da miedo”. “Queremos un nuevo país, donde no seremos amenazados de ser cesados porque expresamos unas opiniones que no agradan al gobierno de Madrid”, ha afirmado.  “A los ciudadanos que se preguntan por qué no hay una reacción de Europa ante estos abusos de la democracia, ustedes son la pieza fundamental de nuestra arquitectura institucional, un país que quiere ser construido de abajo hacia arriba”, le ha dicho a los ediles. “Queremos construir un nuevo país porque en este no podemos vivir. Queremos un país donde no tengamos miedo a hablar. Donde no tengamos que ir a la cárcel por cumplir un cronograma electoral. Nunca rechazaremos esta idea de país y esta noción de democracia”.

El expresident ha asegurado que los independentistas acatarán los resultados de las elecciones autonómicas del 21 de diciembre convocadas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras la aplicación del artículo 155 y el cese del Govern.

Antes de Puigdemont, han hablado sus consejeros. La primera en hacerlo ha sido la de Agricultura, Meritxell Serret. “Vuestra fuerza es nuestra fuerza. Muchas gracias por estar aquí. Nos dan mucha fuerza. Somos un pueblo en el que defendemos nuestros derechos y los de las personas”, ha dicho. «Vamos a continuar explicando al mundo nuestro proyecto», ha añadido.

También ha asegurado que solo persiguen un futuro de bienestar y democracia. El exconseller de Cultura, Lluís Puig, ha asegurado que ha recibido “muestras de apoyo de todas partes del mundo de la cultura”. “Más cultura, mejor democracia y más libertad”, ha afirmado en una breve intervención.