Valerio tilda de error la creación de un sindicato de trabajadoras sexuales y pide anularlo

Mundo ethos

Valerio tilda de error la creación de un sindicato de trabajadoras sexuales y pide anularlo
Foto: Reed Saxon

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha reconocido este jueves que le han «metido un gol» y pedirá explicaciones a su departamento tras darle el visto bueno a la constitución de un sindicato para trabajadoras sexuales. Ha afirmado que quiere anular esta aprobación y, para ello, ha pedido a la Abogacía del Estado que estudie cómo hacerlo.

Poco después el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha escrito en un tweet que: «El registro efectuado ante la Dirección General de Trabajo del Ministerio fue un mero acto administrativo que no contenía errores de forma, pero sí de fondo. Este es un #Gobierno feminista, partidario de la abolición de la prostitución».

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha dado el visto bueno a la constitución de un sindicato de trabajadoras sexuales. La aprobación se ha producido tras comprobarse “que reúne todos los requisitos previstos en la Ley Orgánica de Libertad Sindical y en el Real Decreto sobre depósito de estatutos de las organizaciones sindicales y empresariales”, según el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Tras conocer esta noticia, Valerio ha asegurado que ha sido «una sorpresa» conocer la publicación en el BOE de esta resolución y que preguntará a la persona encargada de dicho expediente por qué no se le informó de su tramitación.

La solicitud de depósito fue formulada a principios de julio y, tras detectar defectos en la documentación presentada, la Dirección General de Trabajo requirió su corrección, que se produjo a finales del mismo mes. El sindicato, denominado Organización de Trabajadoras Sexuales y con las siglas Otras ha sido aprobado finalmente por la Dirección General de Trabajo.

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, ha pedido al Ministerio de Trabajo la información que disponga sobre este asunto para conocer los detalles, ha informado a Efe fuentes del departamento.

El sindicato tiene su domicilio en la Plaza del Fénix de Barcelona, aunque su ámbito es estatal.

Una de las promotoras de la Organización de Trabajadoras Sexuales (Otras) ha afirmado que están «haciendo historia». La primera secretaria general de Otras, Concha Borrell, ofrecerá dentro de unos días una rueda de prensa para explicar los detalles del nuevo sindicato, según ha informado la promotora de la organización a Efe.

«Aún estamos trabajando en poner en marcha la web, nuestro logo y en darnos a conocer, y el anuncio del Ministerio de Trabajo ha sido muy rápido y nos ha cogido desprevenidas», ha detallado la promotora de este nuevo sindicato, que ha gestado un grupo de trabajadoras sexuales, la mayoría de ellas de Barcelona, donde tiene su sede esta organización.

Antes de las declaraciones de Valerio, que ha admitido el error al aprobar el sindicato, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha pedido al Gobierno “que haga lo que tenga que hacer” para evitar la creación de un sindicato de trabajadoras sexuales, pues entiende que es “una manera descarada” de encubrir la trata de personas y la explotación sexual de las mujeres.

Tras reunirse con los equipos técnicos del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) en Sevilla, Susana Díaz ha informado de que va a pedir al Ejecutivo central que actúe para evitar ese sindicato porque “no se puede permitir que algunos de manera encubierta intenten legalizar la prostitución, el tráfico de personas, la trata y la explotación de mujeres”.