PP y Cs llaman a movilizarse contra el Gobierno por ceder al "chantaje" independentista

Política y conflictos

PP y Cs llaman a movilizarse contra el Gobierno por ceder al "chantaje" independentista
Foto: Ballesteros

La decisión del Gobierno central de aceptar la exigencia de la Generalitat catalana de incluir la presencia de un «relator» en las negociaciones sobre el procés, que la vicepresidenta Carmen Calvo ha situado en la mesa de los partidos catalanes y que forma parte del documento de 21 puntos entregado por Quim Torra a Pedro Sánchez en diciembre, en el que pide la presencia de un «mediador»  ha recibido numerosas críticas. Las más duras proceden del PP y Cs, que han convocado movilizaciones en la calle para exigir la celebración de elecciones generales inmediatas y poner fin al «chantaje de los independentistas catalanes al Gobierno de España».

También desde el PSOE se han alzado algunas voces críticas, que la vicepresidenta y ministra de la Presidencia, Carmen Calvo, ha achacado a una mera «desinformación».

Calvo ha asegurado que dicha figura, a la que se ha referido en todo momento como «relator» y en ningún caso un «observador internacional» como dicen los soberanistas, sólo está previsto que participe en la mesa de los partidos políticos convocada a instancias del Parlament, y reunida el martes sin la asistencia de PP y Ciudadanos.

Calvo ha insistido, durante una rueda de prensa celebrada en Moncloa, que no se contempla que el «relator» participe en la mesa bilateral de diálogo que mantienen ambos Gobiernos «en cumplimiento con lo establecido en el Estatuto de Cataluña». En este sentido, la portavoz del Govern, Elsa Artadi, ha reprochado al Gobierno que sitúe al relator en la mesa catalana de partidos y no en la «estatal«. «Nos parece totalmente fuera de lugar que pongan la figura de mediador en una mesa que ya existe, y no es la estatal», ha criticado Artadi en una comparecencia pública, añadiendo a continuación que «estamos lejos de llegar a un acuerdo que permita un diálogo efectivo».

Ante la situación creada, el líder del PP, Pablo Casado, ha comparecido también para acusar al presidente del Gobierno de cometer «alta traición«, motivo por el que ha llamado a los ciudadanos a manifestarse en las calles para exigir la celebración de elecciones generales de manera inmediata.

«El presidente está cometiendo un acto de felonía, está siendo chantajeado por las fuerzas independentistas; es lo mas grave que ha vivido la democracia española desde el 23F, ha denunciado.

Según Casado, «no se puede aguantar más» y lo ocurrido en las últimas horas suponen para el PP que «Pedro Sánchez es un presidente ilegítimo a partir de hoy por ceder al chantaje a pesar de llegar al poder a través de una moción de censura legal».

Preguntado si entre las medidas que el PP está dispuesto a adoptar para sacar a Sánchez de la Moncloa se incluye una moción de censura, Casado ha contestado que «si el PP presenta una moción de censura es para ganarla, no para perderla como Podemos».

También Ciudadanos cree que la presencia de un «mediador» en el marco del diálogo sobre el procés en Cataluña, pone de manifiesto que «el presidente Sánchez es un peligro para el país, demuestra que no tiene escrúpulos, que es capaz de vender a trozos el país para permanecer en la Moncloa», ha dicho Albert Rivera.

Por eso, porque «ahora tenemos dos problemas muy grandes, el separatismo y Sánchez», el dirigente de Cs ha convocado a los ciudadanos a «salir a la calle el domingo y pidan elecciones generales cuanto antes».

PP y Cs llaman a movilizarse contra el Gobierno por ceder al "chantaje" independentista 2

Albert Rivera en el Congreso. | Foto: Javier Lizón | Efe

PP y Cs, además, han pedido la comparencia urgente de Sánchez en el Congreso de los Diputados para que informe de los acuerdos con la Generalitat. Ambos esperan del presidente que «rectifique»

Vox se ha sumado también a las movilizaciones ciudadanas.

Desinformación

Tanto el PP como Ciudadanos han rechazado participar en la mesa de diálogo de los partidos catalanes convocada por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en cumplimiento de un mandato del Parlament, para buscar una salida a la crisis catalana, en la que participaría el «relator», según Carmen Calvo.

PP y Cs llaman a movilizarse contra el Gobierno por ceder al "chantaje" independentista 1

Carmen Calvo en Moncloa. | Foto: Emilio Naranjo | Efe

«Ser constitucionalistas es aceptar el resultado de las urnas», ha recordado la vicepresidenta a PP y Ciudadanos, en la rueda de prensa para clarificar la posición del Gobierno ante la polémica figura del «relator» o «mediador».

Calvo ha destacado que la comisión bilateral contempla «un espacio formalizado en el que ambos Gobiernos tienen que coordinar un trabajo dirigido a reconstruir la situación de abandono dejada por el anterior Gobierno del PP». Ha recordado que se han mantenido reuniones dentro de la «normalidad».

«La novedad«, ha añadido, «es que es necesario empezar a hablar de la salida política a la actual situación dentro de la ley, reconociendo como interlocutores a todas las opciones, como recoge la Constitución», y ahí es donde toma protagonismo la mesa de diálogo de los partidos catalanes, en la que «el Gobierno no está presente», ha subrayado Calvo. «Es necesario también que ese dialogo se lleve a cabo por los partidos catalanes».

En este ámbito, ha explicado, es cuando se plantea la necesidad de que haya una persona, «la figura de un relator, que ayude a un trabajo que no se presenta fácil». Calvo ha recordado que «los socialistas estamos en las antípodas de las propuestas soberanistas. Por eso la importancia de esa figura». «Y no hay más», ha puntualizado.

Sobre la identidad de dicha figura, que los independentista llaman «mediador internacional» en el documento de 21 puntos para dialogar con el Gobierno central, Calvo se ha limitado a decir que lo ideal sería una persona «que conozca bien Cataluña, el presente, pero también el pasado» y, en todo caso, «tiene un carácter práctico».

«Esto es lo hablado, este es el punto en el que hemos ido alcanzado acuerdos y el Gobierno solo se moverá en el espacio en el que, representando al conjunto de los españoles, afronta una situación compleja, difícil», ha insistido la vicepresidenta. Sin embargo, poco después, la portavoz del Gobierno catalán, Elsa Artadi, ha criticado a Moncloa por dar versiones de las reuniones con la Generalitat que ni «se aproximan» a lo discutido en privado.

Sobre las críticas de algunos miembros del PSOE a la actitud del Gobierno de Sánchez en relación con el diálogo y el documento de 21 puntos que, además de incluir la presencia de un «mediador internacional», defiende el derecho a la autodeterminación, Carmen Calvo ha contestado que son producto de la «desinformación«, del «desconocimiento».

Entre los críticos está el presidente de Castilla-La Mancha y secretario general de los socialistas en la región, Emiliano García-Page, quien ha solicitado que se reúna el Consejo Territorial del PSOE.

En declaraciones a los medios de comunicación en Guadalajara, ha solicitado esta reunión porque tiene «muchas ganas» de decir lo que piensa sobre el asunto «con claridad» y para que hablen «todos», pues ha sostenido: «Cuando se habla de España, decidimos todos los españoles«.

También el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha expresado su rechazo a que la aprobación de los Presupuestos Generales implique «cesiones que pongan en cuestión la Constitución, la unidad de España, el estado de derecho ni la decencia».

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, también se ha sumado a las críticas. «Las cosas que son difíciles de explicar son aún más difíciles de entender, sobre todo si no se escucha. Y en España, por desgracia hace años que se dejó de conjugar el verbo escuchar», ha escrito en su cuenta de Twitter.