El Brexit pone en riesgo los derechos de las mujeres, según un informe

Por: The Objective

Mundo ethos
El Brexit pone en riesgo los derechos de las mujeres, según un informe
Foto: Kirsty Wigglesworth

Las mujeres están en riesgo de perder algunos de sus derechos tras la aplicación del Brexit en 2019, como los derechos laborales o fondos para servicios destinados a las mujeres, de acuerdo con el informe ‘Presión por el progreso: derechos de las mujeres e igualdad de género’ elaborado por la Comisión para la Igualdad y Derechos Humanos (EHCR, por sus siglas en inglés).

La Comisión ha advertido de que el compromiso político de mantener la protección a las mujeres, que aparece en la ley de igualdad (Equality Act), no está incluido en el proyecto de salida de la Unión Europea, a pesar de que el Gobierno ha prometido que salvaguardarán esta protección cuando el Reino Unido abandone el bloque comunitario. La Comisión ha alertado de que la protección para la igualdad y los derechos humanos de las mujeres podría desaparecer y ha instado al Gobierno a asegurar que la pérdida de los fondos europeos no afecte a la infraestructura de protección de las mujeres, incluida la financiación a servicios especiales dedicados al apoyo de mujeres que han sufrido violencia de género.

«Los servicios a las mujeres están fallando en muchas áreas de la vida y es necesario mayor acción para protegerlas de la violencia», ha señalado el informe. «Solo el 15% de las supervivientes de violencia sexual denuncian a la Policía«, ha destacado Rebbeca Hilsenrath, la máxima responsable de la Comisión. «La prioridad debe ser asegurar que puedan disfrutar su derecho básico a sentirse seguras en su vida diaria», ha añadido.

Con la salida de la Unión Europea, Reino Unido no dispondrá de unos fondos específicos dedicados a la igualdad de derechos y a la ciudadanía que facilita la Unión Europea y que apoyan la prevención de la violencia contra los niños, los jóvenes, las mujeres y otros grupos en riesgo. Por ejemplo, Gales recibe 370 millones de libras procedentes de la Unión Europea para invertir en los programas de Fondos Estructurales y de Inversión Europeos del Gobierno de Gales entre 2014 y 2020 y también recibió fondos para otros proyectos entre 2012 y 2015 para paliar las causas de la brecha de género salarial en Gales.

Por otra parte, los Fondos Sociales Europeos en Gales han servido para favorecer la representación de las mujeres en sectores clave de la vida laboral. Ellas no están representadas de la misma manera que los hombres en las estructuras democráticas del Reino Unido, según el informe, que apunta a que este país está situado en el puesto 39 en la clasificación global de representación política.