El primer ministro francés se reunirá con los 'chalecos amarillos' tras los peores disturbios en más de una década

Política y conflictos

El primer ministro francés se reunirá con los 'chalecos amarillos' tras los peores disturbios en más de una década
Foto: CHARLES PLATIAU| Reuters

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha pedido a su primer ministro, Édouard Phillipe, que se reúna con los grupos de protesta tras las manifestaciones antigubernamentales que han dado lugar a la peor ola de violencia en el centro de París en una década, con más de 100 personas heridas y decenas de automóviles y edificios incendiados, informan medios locales. De esta forma, Macron pretende calmar las tensiones y evitar que los alborotadores «profesionales» se infiltren en la calle

Macron se enfrenta a su mayor crisis desde que asumió el cargo hace 18 meses. Tras varias semanas de protestas en contra de los impuestos al combustible y la pérdida del poder adquisitivo, el sábado se desataba una ola de violencia después de que varios manifestantes del grupo ‘chalecos amarillos’, llamados así por sus chaquetas amarillas fluorescentes, se enfrentasen a la policía antidisturbios, incendiasen coches, bancos y viviendas organizándose en barricadas improvisadas. De momento, el Eliseo ha descartado imponer cualquier tipo de estado de emergencia.

 

El fiscal de París, Remy Heitz, ha apuntado que 378 personas están bajo custodia policial, incluyendo 33 menores de 18 años. Además, ha señalado que la mayoría son hombres de entre 30 y 40 años, a menudo de regiones lejanas de París.

El ministro del interior, Christophe Castaner, y su jefe de personal serán interrogados el martes por un comité del senado para que den explicaciones sobre cómo miles de manifestantes «pudieron jugar al gato y al ratón» con la policía en el centro de París durante horas.

Macron regresó de la cumbre del G20 en Argentina el domingo y fue directo a inspeccionar los daños en el Arco de Triunfo, donde se pueden ver grafitis en toda la base del monumento del siglo 19, en los que se leen: «Hemos cortado cabezas por menos que esto» y «Derribar a la burguesía».

El primer ministro francés se reunirá con los 'chalecos amarillos' tras los peores disturbios en más de una década

Grafitis en la base del Arco del Triunfo. | Foto: Stephane Mahe | Reuters