Sánchez propone a Torra que la mesa de negociación se constituya este mes

Política y conflictos

Sánchez propone a Torra que la mesa de negociación se constituya este mes
Foto: Alberto Estevez

La reunión entre el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Palau de la Generalitat ha comenzado poco después de las 12 del mediodía. En ella, Sánchez ha propuesto a Torra que la mesa de negociación entre los dos gobiernos se constituya ya este mismo mes de febrero. Así consta en el documento abierto de «Agenda para el reencuentro» que Sánchez ha llevado a su reunión con Torra, un escrito de cuatro páginas con sus propuestas. Tras la reunión, Sánchez ha informado de que el objetivo de este encuentro era «dialogar» y ha señalado que ha sido «un diálogo honesto, un diálogo abierto, pero también un diálogo respetuoso».

El primer punto del documento en el que propone la constitución de la mesa de negociación habla de «abrir vías de negociación y diálogo sobre el futuro de Cataluña» y en él propone que dicho diálogo comience este mes «con la reunión constitutiva de la Mesa de diálogo, negociación y acuerdo», que tiene como objetivo «buscar soluciones políticas que reflejen los intereses de una amplia mayoría de catalanes».

Sobre el documento, Torra ha dicho que todavía no han «tenido la oportunidad de entrar ni en los títulos». «Lo estudiaremos, lo trasladaremos a los actores políticos» que forman parte de la negociación, ha dicho, en referencia a las fuerzas independentistas que formarán parte de la negociación con el Gobierno. «Hay que entender que el movimiento independentista va mucho más allá del Gobierno y hay que incluir a otros actores en la negociación».

Para el presidente de la Generalitat, la principal cuestión a resolver es «¿cuánta democracia es capaz de asumir el Estado español? Esto es un poco lo que está en juego en estas mesas de negociación», ha dicho. Ahora, afirma, toca «concretar las soluciones para el conflicto político que se ha agravado desde las últimas reuniones» y «establecer cuál es el formato con el que se va a llevar adelante la mesa de negociación».

Sobre la reunión de este jueves, Torra ha dicho que no han «entrado en concreto a valorar cada una de las garantías» que exige el Govern para que se mantenga la mesa de negociación, porque «hoy era bueno tener una conversación más de fondo, más de largo recorrido, de saber por qué hemos llegado hasta aquí».

Por su parte, Sánchez ha dicho que es consciente de que la situación «no va a cambiar de golpe» y de que para ello «vamos a necesitar mucha paciencia, generosidad», pero ha asegurado que «en esta legislatura, hemos empezado un nuevo camino de diálogo para el reencuentro«, al que se ha referido en varias ocasiones como su «meta». «La forma de hacer política debe cambiar, debe buscar el acuerdo y no la división», ha insistido el presidente del Gobierno.

«El balance de esta última década es lamentable. Nadie ha ganado, todos hemos perdido, nadie puede sentirse orgulloso o satisfecho de este balance», ha continuado Sánchez. «A menudo se nos olvida que la finalidad de la política es resolver los conflictos y no acentuarlos«, ha dicho y, afirma, por eso no ha ido «a hablar solo de instituciones, más bien he venido a hablar de personas, de ciudadanos que tienen la esperanza de convivir en el respeto».

Para dar el máximo rango institucional al encuentro, Torra ha recibido a Sánchez a las puertas del Palau, en la plaza Sant Jaume de Barcelona, con una formación de gala de los Mossos d’Esquadra. En la entrada del Palau, donde se ha desplegado una alfombra roja, esperaban también la llegada de Sánchez la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, y el comisario jefe de los Mossos, Eduard Sallent. A las 12 en punto, la comitiva del presidente del Gobierno ha llegado en vehículos a la plaza, donde Torra ha recibido a Sánchez, y, tras un apretón de manos y los saludos de cortesía, han pasado revista a la formación de gala de los Mossos.

En la galería gótica del Palau, ambos han vuelto a protagonizar un apretón de manos ante los medios gráficos, antes de entrar en el despacho presidencial para dar inicio a la reunión. Los accesos a la plaza Sant Jaume se encuentran restringidos desde primera hora de la mañana por el dispositivo de seguridad desplegado por los Mossos.

En los aledaños de la plaza se ha concentrado un grupo de manifestantes que lanzaba consignas a favor de la independencia y gritos de «libertad presos políticos». Fuentes del Gobierno han avanzado que Sánchez expondrá a Torra una «agenda para el reencuentro» con seis ejes: «diálogo político y regeneración institucional», financiación autonómica, «mejora de la cooperación», política social y apoyo a los servicios públicos, infraestructuras y apoyo ante catástrofes naturales.