The Objective
Publicidad
Cultura

Alexandre Kantorow, un prodigio del piano en el Auditorio Nacional 

El joven Alexandre Kantorow inaugura el ciclo «Grandes intérpretes», impulsado por la Fundación Scherzo, con un concierto en el Auditorio Nacional de Música

Alexandre Kantorow, un prodigio del piano en el Auditorio Nacional 

Foto: Sasha Gusov | Cedida por el Auditorio Nacional

Su descanso fue interrumpido la noche previa a la primera contienda de un exigente concurso. Alexandre Kantorow estaba hospedado en un hotel en Rusia y una apasionada pareja en la habitación contigua no permitía a este joven y disciplinado pianista conciliar el sueño. Esta anécdota integra la épica de un héroe que con solo 22 años obtuvo la Medalla de Oro y el Grand Prix del prestigioso Concurso Internacional Chaikovski. Fueron varias instancias hasta que llegó a la final y desde entonces se ha convertido en una estrella de la música clásica. Kantorow tiene hoy 24 años y recorre los teatros del mundo donde es ovacionado en cada velada. El 21 de marzo debutará en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música en el ciclo «Grandes intérpretes», impulsado por la Fundación Scherzo. En su debut en Madrid, este joven dueño de una gran madurez musical interpretará obras de Bach, Liszt, Liszt, Scriabin y Schumann.

Fueron sus padres quienes pronto advirtieron que el pequeño Alexandre tenía un don: «Les impresionaba el hecho de que pudiera descifrar tan rápido las partituras. ¡Eso era lo que más me gustaba! Leía mucha música en el piano. Generalmente aprendía con facilidad y de modo veloz, pero el verdadero problema era la sustancia o el fondo de una obra. Lograba abarcar la superficie del piano, porque tenía manos flexibles, que iban rápido y que coordinaba bien», cuenta Kantorow a THE OBJECTIVE. Sus padres lo enviaron al Conservatorio y pronto destacó entre los demás alumnos. Ha sido también decisiva su formación con su gran maestra Rena Shereshevskaya.  Precoz, a los 16 años fue invitado a tocar en La Folle Journée, en Nantes con la Sinfonía Varsovia. 

Alexandre Kantorow | Foto: Stéphane Delavoye | Cedida por el Auditorio Nacional
Alexandre Kantorow | Foto: Stéphane Delavoye | Cedida por el Auditorio Nacional

«El Liszt reencarnado» es uno de los epítetos que ha recibido por parte de la crítica. Kantorow acaba de volver a grabar a Johannes Brahms en un álbum que obtuvo el Diapason d’Or 2022. «Amo todo de su música. Tiene una gran emoción, como si llorara, como si cada nota derramara una lágrima», dijo Kantorow en una entrevista poco después de ganar el Concurso Internacional Chaikovski. 

«Trato de crear un pequeño equilibrio entre la emoción primaria y una especie de rigor o análisis intelectual»

El estilo musical de Kantorow posee múltiples influencias que le resultan difíciles de precisar, pues son parte de su identidad y de sus experiencias, y están integradas a su ser: «Me nutre la gente que me rodea, lo que vivo, lo que miro, los momentos un tanto ‘blancos’ de reflexión. Es difícil definir cuál es tu estilo o poner palabras al género al que perteneces. Sobre todo como intérprete, porque en las composiciones es más fácil definir corrientes o estilos, pero cada intérprete de la actualidad se inspira en influencias que datan de hace 500 o 600 años hasta el presente. Simplemente, diré que trato de crear un pequeño equilibrio entre la emoción primaria y una especie de rigor o análisis intelectual».

Alexandre Kantorow | Foto: Sasha Gusov | Cedida por el Auditorio Nacional
Alexandre Kantorow | Foto: Sasha Gusov | Cedida por el Auditorio Nacional

Hijo de madre británica y de padre francés, el violinista y director de orquesta, Jean-Jacques Kantorow, sus bisabuelos emigraron de la frontera rusa-ucraniana antes de la Revolución de 1917. Kantorow no habla una sola palabra en ruso aunque es elogiado a menudo con el epíteto «El joven zar del piano».

Kantorow, quien convoca a auditorios de todas las edades a sus conciertos, analiza el futuro de su expresión. «No creo que la música clásica esté perdiendo público joven. Tengo la oportunidad, por mi edad, de crear vínculos con otros jóvenes que no necesariamente comparten el gusto por la música clásica. Creo que cualquiera hoy en día, con la suficiente apertura de mente, encontrará cosas en la música clásica que le agradarán», asegura y destaca que toda composición, desde las bandas sonoras del cine o el rock, nacen de la música clásica porque en ella se narra siempre una historia. 

La fidelidad a su espíritu y estilo es la batuta que rige el arte de Kantorow. «Creo que se trata de ser fieles a lo que hacemos y luego, también, de no encerrarnos en las tradiciones. No podemos imponerle a un niño apreciar la música clásica, porque es compleja y puede llevar bastante tiempo hasta que el oído se adapte. A muchos de mis amigos, que no interpretan música clásica, al comienzo no les gustaba en absoluto una serie de obras, pero luego les empezó a gustar. Así que creo que lo importante es tener paciencia y ser tú mismo».

Alexandre Kantorow · Ciclo «Grandes intérpretes» · 21 de marzo, a las 19.30 · Auditorio Nacional de Música

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D