Decenas de muertos durante los últimos bombardeos en las localidades sirias de Guta y Afrin

General

Decenas de muertos durante los últimos bombardeos en las localidades sirias de Guta y Afrin
Foto: HANDOUT

Cerca de 80 civiles han muerto este viernes en los bombardeos contra las zonas rebeldes asediadas de Guta Oriental, de donde los habitantes continúan huyendo ante la devastadora ofensiva del régimen sirio y de su aliado ruso para reconquistar esta región cercana a Damasco, informa AFP.

En otro frente de esta guerra compleja, 43 civiles han muerto en bombardeos del ejército turco en Afrin (noroeste), en donde Ankara busca expulsar de la región a la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG) que considera como «terrorista», según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

En Guta oriental, las fuerzas del régimen han recuperado más del 70% de este último enclave rebelde objeto de una ofensiva desde el 18 de febrero. Más de 1.346 civiles, incluidos 270 niños, han muerto y miles han resultado heridos en casi un mes de bombardeos, según ha informado el OSDH.

Pese a las condenas y llamados a un cese al fuego por parte de los países occidentales, el régimen, reforzado militarmente por Moscú, continúa su operación en este país arrasado tras siete años de una guerra que ha dejado más de 350.000 muertos.

El viernes 96 civiles murieron en Guta oriental por bombardeos que golpearon a las localidades de Saqba y Kfar Batna, según el último balance de la OSDH que atribuye estos ataques a la aviación rusa.

El ministerio de Defensa ruso ha desmentido categóricamente el viernes estas alegaciones y ha asegurado que su aviación de guerra no ha tenido «ninguna misión militar» en Guta oriental.

En Kfar Batna, ocho cuerpos carbonizados yacían en el suelo en una calle, según un fotógrafo que colabora con la AFP. Algunos heridos estaban abandonados a su suerte por falta de socorristas.

El jueves, al menos 20.000 habitantes salieron de Guta, especialmente de las zonas recuperadas por el régimen en el sur del enclave, según el OSDH. El embajador sirio ante la ONU, Bashar Jaafari, mencionó por su parte la cifra de 40.000 huidos.