The Objective
Publicidad
Economía

Una empresa catalana se suma a la carrera para lograr la carga inalámbrica de coches eléctricos

Premium PSU se convierte en una de las pocas empresas en el mundo que lanzará al mercado una solución de carga sin cables para estos vehículos

Una empresa catalana se suma a la carrera para lograr la carga inalámbrica de coches eléctricos

El cargador inalámbrico de Floox. | Cedida por el departamento de Empresa y Trabajo de la Generalitat

La empresa catalana PSU Premium está desarrollando un prototipo de cargador sin cables para vehículos eléctricos que se podrá utilizar tanto cuando el coche está estacionado como cuando está en marcha, según afirman desde Acció, la agencia por la competitividad de la empresa de la Generalitat, que ha ayudado a impulsar este proyecto. 

La empresa se suma así al reducido número de proyectos que actualmente tratan de conseguir que la carga inalámbrica por inducción sea una opción accesible para los usuarios de vehículos eléctricos. 

El objetivo de este producto es «facilitar la recarga sin necesidad de cables», explica en un comunicado el CEO de la empresa, Jordi Gazo, que apunta que «el sistema sin cables reduce el impacto de los puntos de carga, reduce costes y disminuye la cantidad de materiales».

Carga por inducción en parkings y semáforos

«La tecnología de este cargador utiliza un sistema de inducción que mediante bobinas permite proveer de energía a los vehículos automáticamente cuando están aparcados o mientras circulan, sin necesidad de una conexión física», explica la empresa. 

El cargador tiene un diseño similar al de una alfombra, señalan, y se puede colocar en lugares como parkings o carreteras y servir para diferentes medios de transporte, como automóviles, camiones, robots autónomos o tranvías. 

La estrategia de la compañía es comercializar primero el cargador para el ámbito privado, que se pueda usar, por ejemplo, en parkings o comunidades de vecinos, mientras se investiga el campo de la carga dinámica, explica Gazo. 

Por otro lado, la empresa estudia la manera de que estos sistemas de carga sin cables se puedan instalar en semáforos, cruces, rotondas o peajes «para facilitar el acceso a los puntos de la misma manera que se aprovechan los tiempos de espera o de parada», señala el CEO de Premium PSU.

Con estos cargadores, que comercializará a través de una nueva marca llamada Floox y que se fabricarán en la planta que tiene la empresa en L’Hospitalet de Llobregat, Premium PSU espera doblar la facturación para el año 2024 y alcanzar los 30 millones de euros en ventas. Para lograr este objetivo, la empresa ha contratado a cuatro personas y tiene previsto incorporar a otras seis. 

Los avances en la carga inalámbrica 

Este sistema de carga para vehículos eléctricos lleva desarrollándose años, pero aún no es una opción accesible ni extendida para los usuarios, ya que son muy pocas las empresas y proyectos que se centran actualmente en su desarrollo.

«Desde hace años se trabaja en la movilidad eléctrica con sistemas de recarga inductiva, tanto estática como en movimiento», explica a THE OBJECTIVE Arturo Pérez de Lucía, director general de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (Aedive). 

En España, destaca por las fechas el proyecto Victoria, en Málaga, que se anunció en 2013 y comenzó en 2015 a probar la carga inalámbrica de autobuses urbanos. Los promotores del proyecto, Endesa, Isotrol, Mansel, Conacon y la Empresa Malagueña de Transportes, lo tildaron de éxito ya que se consiguió la carga inalámbrica del autobús, pero finalmente no se aplicó a ningún trayecto y el proyecto quedó en una idea. 

Destaca por sus avances la española PREMO, también de Málaga, que en julio de 2021 presentó los resultados de su trabajo en este campo, unas antenas dotadas de bobinas secundarias compactas que permiten la carga sin cables de todo tipo de vehículos eléctricos. La empresa asegura que su tecnología supera el 95% de eficiencia. 

Actualmente, sus primeros sistemas de carga inalámbrica están en manos de algunos clientes, pero su comercialización aún no ha comenzado, aunque se espera que pase próximamente. 

Fuera de España son más las empresas que se han sumergido en el desarrollo de esta tecnología, pero también son pocas las que destacan por sus avances en el área. Una de ellas es WiTricity, una empresa que nació en el seno del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), pionera en la industria y cuya tecnología inspiró en 2020 el estándar del Consejo de Electricidad de China para los puntos de recarga inalámbrica. 

En Europa se está empezando a probar poco a poco esta tecnología. El presidente de Aedive destaca el caso de la isla sueca de Gotland, que se prevé que este año cuente con una ruta inductiva dinámica de alrededor de 1,6 kilómetros para suministrar energía a autobuses y camiones eléctricos que se desplacen entre el aeropuerto y el centro de Visby, la capital.

Arturo Pérez defiende que «la recarga conductiva permite un rendimiento muy importante y la bidireccionalidad de la recarga, que es un aspecto fundamental de la movilidad eléctrica ligado a la eficiencia energética y al impulso de las energías renovables, la generación distribuida y el almacenamiento energético». 

La evolución de esta tecnología, apunta, «irá ligada al desarrollo de nuevas soluciones que convivirán con las tradicionales».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D