The Objective
Publicidad
Economía

El 'boom' de la rumana Digi: tendrá cinco millones de clientes en España al cerrar 2022

Esto significaría cerrar con una tercera parte de los 15 millones de clientes totales que en estos momentos tienen gigantes como Vodafone o MásMóvil

El 'boom' de la rumana Digi: tendrá cinco millones de clientes en España al cerrar 2022

Marius Varzaru, CEO de Digi en España.

La operadora de telecomunicaciones Digi presentó esta semana sus resultados trimestrales reportando casi cuatro millones de líneas en España. Un resultado que les confirma como la compañía del sector que más crece en en lo que va de año y le transforma en el enemigo a batir ya no solo por las telecos de bajo coste, sino que también por gigantes como Telefónica, Orange o Vodafone.

Las fuentes consultadas por THE OBJECTIVE indican que de mantenerse su actual proyección de crecimiento mantenida durante los últimos dos años, Digi cerrará 2022 rozando los cinco millones de clientes. Una cifra que también está dentro de los planes internos de la compañía. Un nuevo hito para la operadora que significaría cerrar con un tercio de los 15 millones de clientes totales que en estos momentos tienen gigantes como Vodafone o MásMóvil.

Con este nivel de clientes Digi no solamente se consolidará como quinta operadora española –la cuarta cuando se consume la fusión de Orange con MásMóvil-, sino que además pasará a ser un actor a tomar en cuenta en el ecosistema de las telecos españolas ante un eventual escenario de próximas integraciones.

‘Remedies’ de Bruselas

En verano de 2023 se espera que Bruselas pueda dar su veredicto respecto de la fusión entre Orange y MásMóvil y podría incluir bastantes remedies que obligarían a estas operadoras a desprenderse activos y parte de su actual red para no incurrir en una concentración del mercado.

Unos remedies que -al igual que hizo MásMóvil tras la compra de Jazztel- podrían ser adquiridos por Digi para reforzar su red fija y móvil. Con cinco millones de clientes, Digi tendría un tamaño suficiente como para poder optar a comprar esta infraestructura que quedaría en el mercado a un precio muy reducido respecto de su valor real.

En estos momentos, Digi tiene un contrato mayorista en vigor hasta 2026 con Telefónica, pero si adquiere estos activos cedidos por Orange su situación podría cambiar radicalmente. Pasaría de ser una operadora que alquila a una con red en propiedad, lo que les situaría en un nuevo nivel de desarrollo.

Líderes en portabilidad

Mientras, el crecimiento de la compañía de origen rumano sigue siendo el más elevado del mercado. Las cuentas trimestrales publicadas el pasado lunes indican que al cierre del 31 de marzo registró 575.000 líneas de fibra óptica, 3.210.000 líneas móviles y 196.000 líneas fijas, tanto residenciales como de empresas.

Hace un año, Digi tenía 2,5 millones de líneas móviles y apenas 249.000 de banda ancha. Si tomamos como referencia 2020, tenía menos de dos millones móviles y apenas 100.000 de internet en el hogar. Un crecimiento que se ha solventado a base de ofertas y buscando arrebatar clientes a las grandes operadores.

De hecho, las cifras de la propia compañía indican que en el primer trimestre volvió a arrebatar a sus competidores 116.100 líneas mediante el procedimiento de portabilidad. De esta manera mantiene el ritmo de 2021 en el que sumó 360.700 nuevas líneas mediante esta fórmula. A ello hay que sumar las altas de nuevos números.

Crecimiento financiero

Como ya adelantó este diarioDigi se convirtió en la compañía que más clientes ganó en 2021, lo que supuso arrebatar el primer lugar a MásMóvil, líder indiscutible durante los últimos cuatro ejercicios. Este 2021 por primera vez la operadora se lanzó a ofrecer productos convergentes (ofertas con fibra óptica y líneas móviles) y con un éxito que le permitió auparse al primer lugar de la captación de clientes.

Desde el punto de vista financiero Digi también tiene una solidez importante. Los últimos resultados trimestrales reflejan que su división española facturó 110,8 millones de euros, un tercio de los ingresos de la operadora en todos sus mercados y un crecimiento del 42%. En términos de rentabilidad, el Ebitda llegó a 16 millones de euros y su Arpu -los ingresos por cliente- crecieron levemente hasta los 9,7 euros.

Estamos hablando de unos ingresos relativamente bajos si los comparamos con los 88 euros de Arpu de los productos convergentes de Telefónica en España, pero es una mejora respecto de trimestres anteriores que les ponen en el camino de seguir reforzando sus paquetes convergentes y la contratación de fibra óptica.

De hecho, todos los esfuerzos de inversión de la compañía se centran ahora en aumentar su huella de fibra de la mano de Telefónica, y así poder aumentar sus ingresos por clientes, todavía por debajo del mercado.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D