The Objective
Publicidad
Economía

Orange matiza su discurso y asegura que la fusión con MásMóvil no bajará la competencia

La operadora recuerda que su principal motivo para buscar la integración es poder garantizar las inversiones en nuevas redes que requiere el mercado español

Orange matiza su discurso y asegura que la fusión con MásMóvil no bajará la competencia

Jean-François Fallacher, CEO Orange España, durante la rueda de presentación de resultados del primer trimestre. | ORANGE

La joint venture que en estos momentos negocian Orange y MásMóvil «no acabará con la agresividad comercial del mercado español». Hasta cuatro veces repitió esta idea el CEO de Orange España, Jean-François Fallacher, durante la rueda de prensa de los resultados del primer trimestre de la operadora realizada este martes.

El directivo insistió en casi todas las preguntas que se le hicieron sobre la fusión que la integración no representará una modificación en el competitivo mercado español y que prácticamente nada cambiará en la agresividad comercial del sector. Lejos de una racionalización de los actores, una fusión no impedirá la guerra comercial que incluso podría ir a más.

Un discurso que ha sorprendido porque sus competidores, Telefónica y Vodafone, y la propia Orange antes de anunciar esta operación, habían venido sosteniendo en los últimos meses que una fusión –y una eventual reducción de competidoresera la única solución al fin de la agresividad que ha canibalizado el sector convirtiéndolo en deflacionario.

Supervisión de la UE

Esta matización del discurso coincide con el comienzo de las negociaciones con MásMóvil y la más que probable entrada del expediente de la fusión en Bruselas a comienzos de este verano. Orange y MásMóvil esperan que la Comisión Europea -tradicionalmente estricta con las fusiones- establezca condiciones leves y sin demasiadas desinversiones que hagan rentable la fusión.

En el punto de mira está la competitividad del sector, el principal valor que quiere cuidar la Unión Europea en este tipo de operaciones. En este contexto no conviene que las compañías que están involucradas en este tipo de integraciones lancen mensajes públicos pro-concentración.

En esta línea, Fallacher ha indicado este martes que tras la fusión no quedarán tres competidores, quedarán cuatro como mínimo y con un centenar de marcas. «No solo tendremos fuertes competidores a nivel de retail, sino que una dura competencia en el mercado wholesale (mayorista) cada vez más grandes. La presión seguirá siendo fuerte en todos los niveles y en especial este último mercado donde hay actores que tienen miles de kilómetros de fibra óptica como Lyntia y Adamo«.

Inversión de Orange

Entonces, ¿para qué montar una fusión de 20.000 millones de euros? El CEO de Orange España ha indicado que su principal objetivo es poder preservar sus inversiones en el mercado español. «Si no nos fusionamos sería muy difícil mantener nuestros niveles de inversión, que es uno de los grandes objetivos que tenemos en el mercado español para poder seguir construyendo las redes de 5G y de fibra óptica», ha indicado. En definitiva, ganar tamaño para mejorar la capacidad de inversión.

En 2021 la compañía invirtió unos 1.400 millones de euros, poco menos del 20% de sus ingresos, y la idea es mantener estos porcentajes en 2022. La cobertura 5G de Orange ya llega a 881 municipios y el 60% de cobertura en España. En el caso del 5G, todo el sector deberá invertir al menos unos 5.000 millones de euros en los próximos cinco años.

Por su parte, en la banda de 700 MHz, Orange ya cubre 241 municipios y llegará a más de 1.100 a final de año. La fibra ya llega a 16,3 millones y el objetivo es que llegue a 16,8 millones de hogares a finales de 2022.

Control de la fusión

Fallacher ha confirmado además que la intención de Orange es quedarse en España por mucho tiempo y que la idea es poder tener el control una vez que la nueva compañía naciente de la fusión pueda salir a bolsa, como se estipuló en el acuerdo de fusión. «Hasta entonces tendremos un control equitativo a todos los niveles de la compañía, en términos de consejo de administración y de gestión».

Aunque advirtió que primero tienen que dar el primer paso que es firmar el acuerdo y pasar los procesos de competencia en Europa. «Esperamos y deseamos que esto se concrete en verano de 2023. En ese momento llegará el nuevo manager y la junta directiva, hasta entonces yo soy el CEO de Orange en España».

Respecto del futuro de la operación ante el regulador, Fallacher cree que «será bienvenido en Bruselas«. «Tenemos grandes esperanzas mirando el mercado español , en retail y wholesale, y está claro que es la única manera de mantener nuestras inversiones, pero eso será en un segundo paso. Primero tenemos que mirar este primer paso que es firmar el acuerdo», ha indicado.

SUBIDA DE PRECIOS.- Preguntados por el efecto de la inflación en las cuentas de Orange España, los directivos de la operadora han indicado que están haciendo un exhaustivo seguimiento de su evolución. «Estamos haciendo todo lo posible por contrarrestarlo en nuestras cuentas. De momento, no tenemos pensado hacer una subida en nuestros precios en el corto plazo, pero si sigue subiendo no será descartable en el sector de las telecomunicaciones en el mediano o largo plazo. Como se va a producir en todos los sectores de la economía», indicó Diego Martinez, vicepresidente de la división de Consumo de Orange.

 

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D