The Objective
Publicidad
Economía

España mantiene las restricciones al turismo que se han eliminado ya en la mayoría de la UE

A diferencia de lo que ocurre en Alemania o Italia, donde no hay limitaciones, los extracomunitarios deben aportar documentación sanitaria para viajar a España

España mantiene las restricciones al turismo que se han eliminado ya en la mayoría de la UE

Aeropuerto de Barajas (Madrid). | EP

El primer verano sin restricciones (o casi) por la covid vaticina la recuperación del turismo prácticamente en su totalidad. No por casualidad, la supresión de las medidas por la pandemia a la hora de viajar se ha convertido en un reclamo turístico en sí mismo. Países como Turquía instan a los extranjeros a conocer su país «sin límites». Algo similar a lo que ocurre dentro de la Unión Europea, en la que España se mantiene dentro del pequeño grupo de estados que mantienen los controles sanitarios.

Si bien España ha suprimido la práctica totalidad de las medidas frente a la covid, a excepción del uso de la mascarilla en el transporte público, continúa poniendo límites a la entrada de ciudadanos extracomunitarios. Salvo en el caso de viajeros procedentes de la UE o el espacio Schengen (Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein), al resto de personas se les exige aportar un certificado de vacunación, de recuperación o prueba de coronavirus negativa para poder acceder al país. En caso de no disponer de un documento equivalente al certificado covid de la UE, los viajeros deben rellenar un formulario acreditativo de cualquiera de los documentos exigidos. 

La mayoría de países ya no piden ‘certificado covid’

«La mayoría de los países ya no exigen documentación sanitaria«, apunta en declaraciones a THE OBJECTIVE el exdirector y profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública Joan Carles March. También en la UE. Con diferencias en los pormenores, España, Portugal, Francia, Países Bajos o Malta mantienen ciertas exigencias a los viajeros extracomunitarios. Sin embargo, otros muchos países, entre los que se encuentran Italia o Alemania, han suprimido este tipo de medidas y a ellos pueden viajar personas procedentes de cualquier parte del mundo. 

Esta disparidad de criterios se produce tras la adopción de la Recomendación de la UE (2022/107) el pasado 25 de enero, cuando el Consejo Europeo revisó las medidas que pueden tomar los estados miembros. Aunque en teoría se trata de «un planteamiento coordinado de las medidas contra la covid-19 aplicables a los viajes dentro de la UE» y se aconseja la exigencia de controles sanitarios, lo cierto es que cada país decide en última instancia si las aplica o no.

«Este tipo de medidas se toman solo porque permiten demostrar que hay controles», sostiene el exdirector y profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública, Joan Carles March

«El problema es qué se hace con esa información, cómo se trabaja… Pues muy pocas cosas», recalca Joan Carles March, que pide «coherencia» a la política: «Si se actuara con esos datos, entendería que se pidiera, pero hay mucha parafernalia para el resultado». El experto sospecha que este tipo de medidas se mantienen «solo por el hecho de que permite demostrar que hay controles»: «Es un tema que hay que mirar», advierte a este diario.

Menos restricciones, más turismo

El levantamiento de las restricciones, junto a la evolución favorable de la pandemia por el efecto de la vacunación masiva, ha propiciado un clima de recuperación en el sector turístico a nivel mundial. Tal y como ha evidenciado la Organización Mundial del Turismo (OMT) en su último Barómetro del Turismo Mundial, los viajes internaciones han registrado un crecimiento interanual del 280% en Europa durante el primer trimestre de 2022 con respecto al mismo periodo de 2021, aunque aún a cierta distancia de los datos de 2019, previos a la pandemia.

En España, de acuerdo con las previsiones del Ministerio de Industria y Turismo, la recuperación del turismo rondará el 90% este año con respecto a 2019. Para ello, el sector turístico español se apoyará en países del norte de Europa: en 2022 habrá un 79% más de turistas de Suecia, un 46% de Dinamarca y un 33% procedentes de Noruega. De este modo, prácticamente se compensará la drástica caída en el número de viajeros de China o Japón, que se atribuye precisamente a la existencia de limitaciones para los vueltos de ‘largo alcance’.

España compensará la pérdida de turistas asiáticos gracias al incremento de viajeros de países del norte de Europa y podrá recuperar este verano el 90% del volumen de negocio que había antes de la pandemia

A nivel interno, la recuperación será desigual. De acuerdo con la información de reservas del portal ForwardKeys, algunos destinos nacionales registrarán un incremento sustancial en comparación con las cifras prepandémicas. Así, Fuerteventura contará con casi un 40% más de reservas de las se produjeron en 2019, algo similar a lo que ocurrirá en Ibiza (33% más), Santa Cruz de la Palma (22%) o Málaga (16%).

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D