The Objective
Publicidad
Economía

El Registro obliga a Prisa a convocar una Junta para nombrar a Andrés Varela como consejero

El grupo registró pérdidas de 14 millones de euros en el primer semestre, tras asumir 32 millones de gastos por intereses de financiación

El Registro obliga a Prisa a convocar una Junta  para nombrar a Andrés Varela como consejero

Sede de Prisa, en la Gran Vía de Madrid. | AGENCIAS

Prisa tendrá que esperar para nombrar a Andrés Varela como consejero en sustitución de Roberto Alcántara. Según ha explicado la compañía en una comunicación remitida a la Comisión Nacional de los Mercados y Valores (CNMV), el nombramiento no ha causado inscripción en el Registro Mercantil de Madrid, al considerar el Registrador que ésta es una decisión que ha de adoptarse en sede de Junta de Accionistas.

Es por ello por lo que el Consejo de Administración de Prisa celebrado este martes ha acordado convocar una Junta General Extraordinaria de Accionistas el próximo 7 de septiembre, en primera convocatoria, o de no alcanzarse el quórum necesario el día 8 de septiembre de 2022, en segunda convocatoria.

La Junta de Accionistas del editor de El País se saldó el pasado 28 de junio con la salida del consejero Roberto Alcántara. El inversor mexicano deberá abandonar su sillón -que ostentaba desde los tiempos de Juan Luis Cebrián- para dar paso a Andrés Varela, representante de los nuevos accionistas de la compañía, Global Alconaba, cercanos a Miguel Barroso y al ex consejero delegado de La Sexta, José Miguel Contreras. 

Amber en Prisa

Este movimiento -que ahora tendrá que esperar al menos un mes más- culminaba la arremetida del accionista mayoritario de Prisa, el fondo Amber Capital, para arrinconar a a los consejeros ‘rebeldes’ y al Banco Santander, su rival en el control de la compañía y con quien se disputó la presidencia durante los dos últimos años.

Es verdad que este grupo estaba en horas bajas tras la destitución de Javier Monzón en diciembre de 2020 como presidente no ejecutivo, pero todavía existía el temor de que montaran una rebelión cuando pudiesen tener más fuerza.

Roberto Alcántara (con un 5,1% del capital) siempre se había alineado con los intereses del Banco Santander y de los herederos de Jesús de Polanco (8,4%). Junto con Carlos Fernández (4,1%) y el magnate Carlos Slim (4,4% gracias a su sociedad Carso S.A.), habían sido uno de los principales apoyos de Javier Monzón que, con el apoyo del Santander, se había propuesto pilotar la transición de la compañía tras la traumática salida de Juan Luis Cebrián en 2017. 

Pérdidas de 14 millones

De hecho, Alcántara, Fernández y los Polanco pudieron mantener su participación en la compañía tras las sucesivas ampliaciones de capital, gracias al apoyo financiero del Banco SantanderIncluso sus acciones en el editor de El País han estado pignoradas como garantía de estos préstamos.

Por otro lado, el Consejo de Administración de Prisa aprobó los resultados del grupo del primer semestre con pérdidas de 14 millones de euros, lo que representa una mejora del 75,1% si se compara con los 56,2 millones de pérdidas del primer semestre de 2021.

El grupo justificó este resultado por la estacionalidad de los negocios que afectó particularmente al segundo trimestre. En términos absolutos la compañía ha tenido que afrontar el pago de 32 millones de euros en gastos de intereses de financiación, lo que ha terminado por ‘comerse’ el Ebitda.

Aumenta la deuda

Por otro lado, los ingresos de Prisa alcanzaron entre abril y junio los 177,6 millones de euros (+20,2%), cifra que sube a 388,2 millones si se contabiliza el conjunto de los seis primeros meses y que supone un incremento del 26,8% respecto al mismo periodo del año anterior.

La mejora de ingresos en el período se ha trasladado en una mejora operativa del 176% alcanzando un Ebitda excluyendo gastos de indemnizaciones de 50 millones, frente a los 18 millones del mismo período del año anterior. En el trimestre estanco el Ebitda ajustado fue de 5,9 millones, frente a los 0,9 millones del segundo trimestre del año anterior, lo que supone una mejora del 568%.

La deuda financiera neta de Prisa en el primer semestre se sitúa en 904 millones, frente a los 825 millones de diciembre de 2021. El ratio de apalancamiento financiero se sitúa en 6,5x mejorando vs el ratio a diciembre 2021 (≈8x). El trimestre se ha visto afectado especialmente por los impactos extraordinarios (minoritarios de radio y refinanciación). A 30 de junio de 2022, la posición de caja era de 126 millones, con 103 millones adicionales en líneas no dispuestas.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D