The Objective
Publicidad
Economía

Moncloa usurpa funciones del Congreso para tener el control de RTVE hasta las elecciones

Fuentes consultadas por este diario advierten un claro fraude de ley que podría generar una situación de inseguridad jurídica e inestabilidad institucional

Moncloa usurpa funciones del Congreso para tener el control de RTVE hasta las elecciones

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez. | Europa Press

El Gobierno ha consumado el golpe definitivo al control de RTVE con un Real Decreto que da poderes ejecutivos a la hasta ahora presidenta interina, Elena Sánchez. Una decisión que, según las fuentes consultadas por THE OBJECTIVE, es un claro fraude de ley que usurpa las funciones del Parlamento y que podría generar una situación de inseguridad jurídica e inestabilidad institucional nunca vista hasta ahora en la historia reciente de la televisión pública.

Sin embargo, esta deriva preocupa poco en Moncloa, que con este movimiento se asegura el control total de la Corporación pública, al menos hasta que pierda la ajustada mayoría que tiene en el Congreso. Un hecho clave ya que Pedro Sánchez tendrá en sus manos -al menos hasta diciembre del próximo año- a una televisión pública a la que se le pedirá máxima fidelidad al Ejecutivo de coalición.

El Partido Popular denunció este mismo martes la situación, ya que asegura que el PSOE tiene intención de bloquear cualquier tipo de recambio ordenado en la televisión pública. Con Elena Sánchez con plenos poderes ya no interesa acometer la renovación que exige la ley y que se ha esquivado con el decreto aprobado por el Consejo de Ministros este martes.

Desde el Gobierno justifican que era necesario dar este paso para facilitar la gestión de RTVE y para que no se vea «con las manos atadas» hasta que el Parlamento elija a un nuevo presidente de RTVE tras la dimisión de Tornero.

Ley de RTVE

Por otro lado, fuentes cercanas a la cadena pública explican a este medio que sólo el Congreso de los Diputados tiene plenos poderes para poder elegir al presidente de la Corporación de Radio Televisión Española y que el ‘decretazo’ de Moncloa ha esquivado esta normativa aprobada precisamente en la época de José Luis Rodriguez Zapatero en la presidencia de Gobierno. De esta manera, una vez más se invaden comparencias de otros poderes del Estado amoldando la ley a los intereses electorales de Pedro Sánchez.

Después de la renuncia de José Manuel Pérez Tornero la semana pasada, el consejo de administración (con mayoría de PSOE y Podemos) eligió a Elena Sánchez como presidenta interina. Sánchez, una histórica de la casa, era la candidata de Moncloa y de los asesores mediáticos del presidente Pedro Sánchez, Manuel Barroso y José Miguel Contreras.

Ésta era sólo la primera parte de una operación que comenzó hace semanas para que Tornero renunciara porque no se le consideró lo suficientemente fiel al Gobierno de coalición. De hecho, se argumentó un informe realizado por los consejeros de Podemos en la Corporación en el que se indicaba que había poca pluralidad ya que la cadena contaba con demasiados tertulianos de derechas.

Es así como se pensó en una presidencia interina para Elena Sánchez (e incluso rotatoria) hasta que el Congreso -que debía poner de acuerdo al PP y al PSOE- nombrara a un nuevo presidente. No obstante, solo siete días después Moncloa ha consumado el asalto a la televisión pública con este decreto de plenos poderes.

Críticas del PP

Las fuentes consultadas por este diario indican que la situación ahora es compleja. Por un lado, miembros del consejo de administración temen validar esta nueva anomalía asistiendo y votando en la reunión del próximo viernes, lo que les convertiría en cómplices de este fraude de ley. Por otro lado, si se presenta una querella o una denuncia contra RTVE todos serían responsables subsidiarios.

Estas mismas fuentes advierten de que solo el Congreso de los Diputados podría enmendar esta situación mediante la denuncia y recurso de un grupo parlamentario sobre la actual situación de RTVE. Poco antes de que se confirmara que se había aprobado la modificación de los estatutos sociales de RTVE, la portavoz del grupo popular en el Congreso, Cuca Gamarra, había advertido de que sería «un auténtico escándalo» que se llevara a cabo esta «maniobra». A su juicio, el Gobierno está protagonizando «un asalto a la televisión y la radio públicas».

«Primero, impulsando la dimisión de quien presidía el consejo de administración, segundo nombrando a una persona con carácter interino, y un tercer paso dotándola de capacidad ejecutiva como si hubiera sido elegida por el Congreso», ha añadido. Para ella, esta actuación se suma a la «ocupación» de otras instituciones por parte del Gobierno, como el CIS o el CNI.

Pedro Pablo Mansilla

Elena Sánchez, una histórica de RTVE, ya sonó como candidata a presidenta cuando finalmente se eligió a Tornero con acuerdo del PP hace un año y medio. Su marido, Pedro Pablo Mansilla, fue director general de Instituciones Penitenciarias en el Gobierno de Felipe González y siempre ha estado muy vinculado al PSOE.

En la época del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, el entonces presidente de RTVE, Luis Fernández, encargó en 2007 a Mansilla gestionar y negociar la venta de 200.000 metros cuadrados de suelo, incluyendo las instalaciones históricas de Prado del Rey.

Mansilla también ha estado estrechamente ligado a Miguel Barroso, ex secretario de Estado de Comunicación de Zapatero y uno de los actuales asesores más próximos a Sánchez. De hecho, como ya publicó este diario, la salida de Tornero se debe en buena parte a su mala relación con Barroso y el otro asesor de Sánchez, José Miguel Contreras.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D