EEUU asegura estar listo para hacer frente a Corea del Norte, afirma máximo jefe militar

Política y conflictos

EEUU asegura estar listo para hacer frente a Corea del Norte, afirma máximo jefe militar
Foto: Andrew Harnik

El principal jefe militar de Estados Unidos ha advertido que aunque su país desea resolver pacíficamente la creciente tensión con Corea del Norte, también está listo para usar «absolutamente todas» sus capacidades militares en caso de una provocación.

Las declaraciones del general Joseph Dunford en una serie de reuniones con altos mandos políticos y militares de Corea del Sur parecieron un intento por aliviar el nerviosismo en Asia frente al intercambio de amenazas entre los presidentes de ambos países y mientras Corea del Norte también se ha dicho estar dispuesta a responder en caso necesario.

Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, está visitando Corea del Sur, Japón y China días después de que el presidente Donald Trump declaró que su ejército está «asegurado y cargado» y que está listo para desatar «fuego y furia» si Corea del Norte seguía amenazando a Estados Unidos.

«Estamos buscando una solución pacífica a la crisis», declaró Dunford a la prensa. El enviado militar también se reunió con el presidente surcoreano Moon Jae-in.

Por su parte, el líder norcoreano, Kim Jong-un, ha examinado los planes para bombardear con misiles las cercanías de la isla de Guam y ha decidido «observar un poco más» la conducta de Estados Unidos antes de emprender la ofensiva.

Kim fue informado sobre el plan durante una inspección al grueso de la Fuerza Estratégica del Ejército Popular de Corea del Norte (KPA), realizada el lunes y recogida por la agencia de noticias norcoreana KCNA, en la que acusó a Estados Unidos de estar llevando la situación en la península coreana a un «punto crítico».

Washington se ha puesto «la soga al cuello» con su política de confrontación hacia Pyongyang, y «para apaciguar las tensiones y evitar el peligroso conflicto militar en la península coreana es necesario que Estados Unidos tome la decisión adecuada y lo demuestra con acciones», dijo Kim citado por KCNA.

Poco antes de las declaraciones de Kim, el secretario de Defensa estadounidense Jim Mattis ha dicho que el Pentágono podría detectar «muy rápidamente» el objetivo de misiles norcoreanos si Pyongyang decidiera disparar a blancos en Estados Unidos.

«Si disparan contra Estados Unidos, podríamos muy rápidamente tener una guerra», afirmó Mattis a periodistas en Washington, agregando que su país intentaría abatir todo objeto amenazador que se aproxime a la isla de Guam.

El jefe del Pentágono rehusó sin embargo precisar si se destruiría un misil que solamente pase cerca Guam, sin amenazar directamente a la isla estadounidense situada en el Pacífico.

«Voy a mantener la ambigüedad al respecto, no puedo decir como reaccionaríamos ante cada caso», explicó.

Un informe publicado el lunes por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, sus siglas en inglés), reseña que Pyongyang probablemente adquirió de Ucrania o Rusia los motores de cohetes para los dos misiles balísticos intercontinentales que probó en julio pasado.

Según el estudio, los motores utilizados por los norcoreanos para sus misiles en los dos últimos años se asemejan mucho a un diseño de la era soviética. «Un número desconocido de estos motores fueron adquiridos probablemente a través de canales ilícitos que operan en Rusia y / u Ucrania», destaca el informe del IISS.

Los dos lanzamientos de misiles el mes pasado elevaron las tensiones con Washington porque mostraron que Pyongyang había dominado finalmente una tecnología capaz de alcanzar territorio estadounidense.

La crisis, que se ha cocinado a fuego lento desde el armisticio de las Coreas en 1953, ha empeorado en meses recientes ante la preocupación por el programa de armas nucleares de Corea del Norte y su posible capacidad para desarrollar armas que lleguen hasta el territorio continental estadounidense.

El gobierno de Kiev ha negado el lunes que la tecnología utilizada en los misiles norcoreanos provenía de una compañía ucraniana. «Esta información no está basada en ningún motivo, provocativa por su contenido y muy probablemente provocada por los servicios secretos rusos para cubrir sus propios crímenes», dijo Oleksandr Turchynov, secretario del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa de Ucrania.