El reputado chef Sébastien Bras renuncia a sus tres estrellas Michelin

General

El reputado chef Sébastien Bras renuncia a sus tres estrellas Michelin
Foto: PASCAL PAVANI

Uno de los chefs más famosos de Francia, Sébastien Bras, quien dirige el aclamado restaurante Le Suquet en Laguiole, ha anunciado su deseo de salir de la guía Michelin, perdiendo así sus tres estrellas. Según él mismo ha anunciado, el motivo no es otro que ser «más libre» y tener menos «presión». Así lo ha explicado también en su cuenta de Facebook, donde Bras escribía: «10 años después de haber tomado las riendas del establecimiento fundado por mi padre, Michel Bras, en 1992, y honrado con una tercera estrella desde 1999, he decidido, de acuerdo con toda mi familia , abrir un nuevo capítulo de mi vida profesional sin la recompensa de la guía Michelin, pero con la misma pasión por la cocina».

Esto no ha sentado muy bien a la más antigua de las guías europeas de hoteles y restaurantes que ha apuntado que «tomará nota» de esta decisión, pero asegura que la retirada no será «automática», según ha explicado a AFP Claire Dorland-Clauzel, miembro del comité ejecutivo. «Vamos a reflexionar sobre qué vamos a hacer», puesto que la «guía Michelin no está hecha para los profesionales, sino para los clientes. Su independencia reside también en la atribución de las distinciones», insiste.

El chef añadió que «como todo el mundo, profesionales y guías», tenemos «en un rincón de la cabeza» el recuerdo del suicidio en 2003 del chef tres estrellas Bernard Loiseau. «Pero no me siento de esta manera», aseguró.  Y es que son muchos los chef que en varias ocasiones han hecho manifiesto de la presión que supone estar a la altura de un restaurante estrellado.

Antes que Bras, varios chefs franceses renunciaron a sus tres estrellas, como Alain Senderens, que en 2005 anunció que quería cambiar «la lubina por la sardina» en el majestuoso Lucas Carton de París, y Joël Robuchon, que en 1996, en plena gloria, cerró las puertas de su establecimiento invocando sobre todo el estrés. Ahora es no obstante el chef con más estrellas del mundo.

En España, Joan Borràs decidió abandonar su estrella de Girona en 2008 aludiendo querer tomarse las cosas con calma tras superar un cáncer. Ferran Adrià hizo lo propio y en 2010 cerró su restaurante tres estrellas El Bulli argumentando su hastío de trabajar 15 horas diarias y su necesidad de buscar otras fuentes de inspiración.

Los casos más recientes nos llevan a Mallorca, con la reinvención del galardonado Tristán, que en 2012 solicitó perder la estrella que acababa de revalidar para reinventarse como un espacio “más informal, desenfadado y abierto”, y a Miquel Ruiz, quien tras conseguir gran prestigio alcanzando las estrellas en varios restaurantes ahora hace la cocina que le gusta en un modesto bar de Denia. Muy conocido también es el caso de Casa Julio, con el cocinero y propietario Julio Biosca al frente, que solicitó en 2014 a la guía que se le retirara la estrella que tan de sorpresa les pilló en su restaurante valenciano en 2009.

La próxima edición, que será publicada a principios de año, se halla en plena preparación y las visitas de los inspectores tienen lugar hasta mediados de noviembre.