The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Ingresan en prisión los cinco miembros de La Manada tras la condena del Supremo por agresión sexual

Última actualización: 21 Jun 2019, 8:27 pm CEST
Foto: Pepo Herrera | EFE

Los cinco miembros de La Manada han ingresado este viernes en la prisión de Sevilla tras la sentencia del Tribunal Supremo que los condena a 15 años de cárcel por agresión sexual. El alto tribunal ha corregido la calificación de abuso sexual de las anteriores sentencias y ha considerado probada la intimidación en la agresión a la joven de 18 años en los sanfermines de 2016. La Sala considera que concurren las circunstancias agravantes de trato vejatoria a la víctima y la actuación conjunta de dos o más personas.

Dos de los miembros de La Manada, José Ángel Prenda y Alfonso Jesús Cabezuelo, han sido detenidos cuando trataban de salir de Sevilla, apenas una hora después de que la vista judicial para la revisión de su condena quedara vista para sentencia. Poco después han arrestado a Jesús Escudero, Ángel Boza y Antonio Manuel Guerrero.

La detención se ha producido a petición de la Audiencia de Navarra, que ha emitido una orden de busca y captura inmediata contra los cinco integrantes del grupo ante el posible riesgo de fuga.

La sentencia del Supremo incrementa además a 100.000 euros el importe de la responsabilidad civil a la que tiene derecho la víctima. También establece la prohibición de acercarse a la víctima durante 20 años a una distancia inferior a los 500 metros, así como la prohibición de comunicarse por cualquier medio con ella y les impone ocho años de libertad vigilada una vez cumplan la pena de cárcel.

El tribunal ha adelantado el fallo de una sentencia que se hará pública próximamente, en la que modifican la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, que ratificó la sentencia anterior, y que eleva la condena para los cinco integrantes. Además a Antonio Manuel Guerrero le imponen dos años más por robar el móvil de la joven madrileña.

El Tribunal Supremo considera incorrecta la calificación jurídica de las anteriores sentencias, de la Audiencia Provincial de Navarra y del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, porque el relato de los hechos probados describe “un auténtico escenario intimatorio, en el que la víctima en ningún momento consiente a los actos sexuales llevados a cabo por los acusados”.

La Fiscalía había pedido que se elevara la pena a 18 años de prisión por considerar que no se trató de un abuso sino de una violación. Lo mismo ha pedido el abogado del Ayuntamiento de Pamplona, que asegura que fue una violación porque los condenados no “vacilaron” a la hora de actuar con “la fuerza necesaria” con el fin de “acabar con cualquier tipo de resistencia” de la víctima, en una “atmósfera de terror y sometimiento absoluto”.

Por su parte, el abogado de La Manada, Agustín Martínez, ha asegurado al término de la vista judicial que “si hubiese una sentencia condenatoria”, como ha ocurrido finalmente, “cinco inocentes van a la cárcel”.

Ha pasado poco más de un año desde que la Audiencia de Navarra dictase la sentencia, que fue ratificada posteriormente por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, que calificaba lo sucedido de abuso sexual y no agresión al no constatar el empleo de “un medio físico para doblegar” la voluntad de la víctima, pese a que los acusados aprovecharon la “situación de preeminencia” y superioridad “para abusar sexualmente” de ella.