Ericsson se suma a LG y anuncia que no acudirá al Mobile Word Congress por el coronavirus

Política y conflictos

Ericsson se suma a LG y anuncia que no acudirá al Mobile Word Congress por el coronavirus
Foto: John Locher

La empresa tecnológica Ericsson ha anunciado este viernes que no acudirá al Congreso de Móviles de Barcelona (MWC, por sus siglas en inglés) como consecuencia del coronavirus, ya que considera que la compañía no puede garantizar la salud y seguridad de empleados y clientes del evento, al que tampoco tiene previsto acudir LG.

Ericsson ha afirmado en un comunicado que por responsabilidad ha adoptado la decisión de retirarse de este congreso, que comenzará el 24 de febrero en Barcelona y al que el resto de empresas tecnológicas se habían reafirmado en que acudirían después del anuncio de LG de no participar como consecuencia del coronavirus.

La compañía ha valorado que la organización del congreso, GSMA, ha hecho todo lo posible para controlar el riesgo, pero ha apuntado que el expositor de Ericsson es uno de los más grandes del evento, recibe miles de visitantes y no puede garantizar la seguridad de sus empleados y visitantes, incluso si el riesgo es bajo.

El presidente y consejero delegado de Ericsson, Börje Ekholm, ha asegurado que no se trata de una decisión que hayan adoptado a la ligera, ya que tenían interés en mostrar sus innovaciones en el mayor evento de la industria de las telecomunicaciones.

Ericsson ha ha señalado que ha adoptado una serie de medidas para garantizar la salud de sus empleados y minimizar el impacto en las operaciones de la compañía, siguiendo las recomendaciones de las autoridades nacionales y de los organismos internacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS). Aunque el presidente ha lamentado esta decisión, ha remarcado que lo más responsable es retirar su participación del evento.

El anuncio de LG, hace dos días, de no acudir al MWC como consecuencia del coronavirus, puso el foco en la organización del evento, que ha asegurado que el congreso seguía adelante con las oportunas medidas preventivas, al tiempo que las empresas tecnológicas se reafirmaron en su intención de participar en el congreso, aunque algunas de ellas tenían previsto reducir su presencia de personal de China.